San Antonio Spurs


¿La bala definitiva para los texanos?

Por Duarte Fernández

A todas luces, parece que ésta será la última temporada en la que los Spurs puedan tener unas -mínimas- esperanzas de hacer algo grande con el bloque que tantas alegrías ha dado a los seguidores de la franquicia en la pasada década. Se rumorea que francés Tony Parker prefiere dirigirse a mercados más grandes al terminar su contrato en junio de este año, a pesar de sus últimas declaraciones, en las que afirmaba que deseaba continuar en el equipo.

Tras un año ciertamente complicado, debido tanto a las lesiones como al mediocre rendimiento de algunos componentes de la plantilla, en el que no se alcanzó el juego esperado salvo en momentos puntuales, como la eliminatoria ante los Mavericks, los Spurs se han vuelto a marcar el reto de ser competitivos los 82 partidos de la Regular. Para ello han renunciado a las selecciones nacionales sus 3 pilares básicos, los jugadores jóvenes han trabajado duro para mejorar, y se ha hecho un aceptable trabajo en los despachos, con incorporaciones como Tiago Splitter, Gary Neal, James Anderson, Bobby Simmons o Kirk Penney, además de la renovación de Richard Jefferson y Matt Bonner.

El eje. Tim Duncan. Sin ninguna duda, el jugador por el que pasa gran parte del juego del equipo. A pesar de su declive físico, que le merma en ambos lados de la pista, continúa siendo uno de los jugadores más inteligentes sobre el parqué, con innumerables recursos en la mayoría de facetas del juego. “The Big Fundamental” verá limitados sus minutos en la Temporada Regular, en pos de conseguir un rendimiento óptimo en el tramo final de la campaña.

El mago. Manu Ginóbili. El de Bahía Blanca ha pasado todo el verano descansando su cuerpo y disfrutando de sus gemelos recién nacidos. Tras un inicio flojo la temporada pasada, fue incrementando su nivel de juego hasta llegar a unos niveles brillantes. El suyo es un talento desbordante, con una visión de juego fuera de lo común. Posee mucha sangre fría en los momentos decisivos. Sobran los adjetivos: Como dijo Popovich en una ocasión, “It’s Manu Ginobili”.

El explosivo. Tony Parker. El francés busca reencontrar su juego, habiendo pasado últimamente un calvario de lesiones, especialmente una fascitis plantar que limitó su juego enormemente la temporada pasada. Con el tema de su futuro en el horizonte, el staff técnico espera que Parker dé lo mejor que tiene en esta temporada. Sus demoledoras penetraciones, su habilidad de pase y su tiro de media distancia serán muy bienvenidos.

La incógnita. Richard Jefferson. Al terminar la pasada temporada, Popovich dialogó con Jefferson sobre el mediocre rendimiento que había dado. Le dio dos opciones: “O sigues cuesta abajo con tus millones en el banco o te pones a trabajar todo el verano para alcanzar tu potencial”. El alero eligió la segunda, y se pasó el verano trabajando con “Pop” y Chip Engelland, el entrenador de tiro del equipo. “Hicimos un “back-to-basics”, dado que Richard había adquirido ciertos malos hábitos en el juego en los últimos años”. La firma de un nuevo contrato selló este compromiso. ¿Será capaz de redimirse de su mala temporada?

El nuevo. Tiago Splitter. El pívot brasileño por fin ha dado el paso que tanto se esperaba en el seno de la franquicia. Ha dejado el Caja Laboral para intentar el sueño americano, con un contrato por tres años. La adaptación a los sistemas será básica para que este primer año sea existoso, dado que muy pocos dudan del talento del de Blumenau. Más de un compañero suyo ya ha destacado a la prensa lo rápido que asimila los conceptos, así que su incorporación ha de suponer un plus en el juego interior.

Más.

Los Spurs cuentan con una banquillo que ya el año pasado fue uno de los más productivos de la Liga, en el que se encuentran hombres como George Hill, que cada año da un paso adelante -no hay más que ver su eliminatoria contra los Mavericks, con partidos excepcionales-; DeJuan Blair, quien se ha puesto muy a tono este verano -no en vano ha pasado en un año de un 14 a un 8% de grasa corporal- tras una campaña en la que llegó a hacer partidos de más de 20 puntos y rebotes; Antonio McDyess, quien aportará bajo los aros, sin ninguna duda, especialmente cuando la temporada esté avanzada; Matt Bonner proporcionará un año más tiro desde larga distancia -y colorido-; también un “outsider” como Garrett Temple dispondrá de minutos al hacer un trabajo impecable e inesperado la temporada pasada ante la ausencia de Parker en la posición de PG. Cerrarán la rotación James Anderson, un “rookie” que ve aro con mucha facilidad, Gary Neal, que intentará hacerse un hueco en la NBA tras jugar en media Europa, Bobby Simmons, Alonzo Gee y el “kiwi” Kirk Penney.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: