Detroit Pistons

Tiempo de transición en Michigan (año III)

Por Daniel Llera

Por mucho que Rodney Stuckey se empeñe en decir que estos Pistons son uno de los mejores equipos de la competición, lo cierto es que la ciudad de Detroit tiene asumido un proceso de reconstrucción que esta temporada quemará otro paso.

Si bien la venta de la franquicia a Mike Ilitch aporta optimismo a sus seguidores, pues el también propietario de los Red Wins tiene un contrastado éxito en otros deportes y no suele escatimar en inversiones.

De momento en el Palace se conformarán con que su equipo no acumule la plaga de lesiones que la pasada temporada le convirtieron irremediablemente en uno de los peores de la liga. Sin embargo las desgracias parecen acumularse y el prometedor Jonas Jerebko se va a perder gran parte de la temporada por la rotura del talón de Aquiles.

Espíritu: Ben Wallace sorprendió a todos la pasada temporada con un excelente rendimiento cuando se esperaba poco más que una retirada tranquila para una leyenda de la franquicia. Continua en el equipo para inculcar su espíritu a jóvenes como Daye o Monroe. Un seguro de vida defensivo y siempre comprometido.

Suspensiones: Richard Hamilton que aun no parece recuperado de la marcha de su gran socio Chauncey Billups pero que tras infinidad de rumores volverá a empezar una temporada más con la franquicia que consolido su carrera. Anotador con un grado de fiabilidad excelente si sale de bloqueos, se mueve como nadie para lograr la mejor selección de tiro posible. Otro al que las lesiones le han de respetar.

El principe: Tayshaun Prince es el otro hombre metido en miles de posibles traspasos pero que volverá a poner sus enormes brazos y sentido del juego a las manos de John Kuester. Su principal defecto es que en muchas ocasiones se muestra tímido en facetas ofensivas. En defensa es un jugador muy inteligente si bien sufre con aleros de mayor tamaño como Paul Pierce. Llegado el caso, puede ayudar en posiciones interiores.

Un paso al frente: Es lo que ha de dar Rodney Stuckey como base titular del equipo. Dejar de ser más anotador (de eso ya se encargan Gordon o Hamilton) y dirigir mejor al cotarro. Tiene todas las condiciones pero parece estancado en su entendimiento del juego. Este ha de ser un año clave para saber la evolución definitiva de su juego.

Metralleta: Ben Gordon, fichaje estrella de la pasada temporada apenas pudo entrar en juego por continuadas lesiones mal curadas. No se sabe que esperar exactamente de el y parece que puede volver a ocupar su rol de sexto hombre. Si Prince se corta en ataque, este es todo lo contrario. Puede dinamitar un partido con rachas de lanzamiento más propia de superestrellas. La defensa y la regularidad sus principales defectos.

Más.

Ha sido un verano con pocas novedades y Joe Durmars solo se ha movido para incorporar al veterano Tracy McGrady no se sabe bien si para dar más juego al parte médico del equipo peor en todo caso la lesión de Jonas Jerebko le va a dar una oportunidad de dejar una buena imagen en la que posiblemente sea su última andadura en la mejor liga del mundo.

En posiciones interiores el dominicano Charlie Villanueva debe dar versatilidad con su juego dentro-fuera , cada vez más “fuera”, sin dejar de lado sus responsabilidades con el rebote. Si no cumple las expectativas el número 7 del pasado draft, Greg Monroe estará al acecho para robarle el puesto. Jugador fuerte con buena lectura del juego, puede ser una de las sorpresas de la temporada.

Jason Maxiell acompañado de su brutalidad y la cada vez más apagada clase de Chris Wilcox completan un juego interior mediocre.

Peculiar puede ser el caso de Austin Daye drafteado como “4” pero encaminado a evolucionar como “3” gracias a su buen lanzamiento. Las similitudes con Frye o Brian Cook no se hacen esperar y este año parece destinado a tener más minutos pese a su físico adolescente.

Will Bynum fue una de las notas más positivas del pasado año y volverá a repartirse los minutos de uno con Stuckey. Sin embargo es uno de los principales problemas del equipo ya que son bases del mismo perfil que difícilmente hacen jugar a sus compañeros.

El rookie Terrico White sustituye a Chucky Atkins como tercer base y el sophomore Dejuan Summers completa la plantilla como un buen parche para el juego exterior.

Comments

  1. Buen análisis de los pistons, añadiría que el entrenador ya tiene un año de experiencia y debe dar un paso adelante,tanto tácticamente como en lo personal,tomando decisiones como la de esta madrugada de sentar a hamilton detrás de gordon en el equipo titular,no hay vacas sagradas,un problema que han tenido nuestros entrenadores desde la marcha de larry browm.
    Daye ha ganado casi 5 kg de musculo,no es gasol de rookie pero tiempo al tiempo,como monroe.
    Has sido muy bueno con villanueva y la defensa de los pistons,nuestro telón de aquiles con diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: