Cleveland Cavaliers


Vida después de Lebron.

Por Héctor García.

No pudo ser. Cleveland no logró mantener al hijo prodigo entre sus filas y “The Choosen One” marchó a las playas de Florida para tratar de conseguir el anillo que se le resistió en su Ohio natal. Los Cavs inician en esta campaña una etapa de reconstrucción, donde las esperanzas de regresar a la elite pasan por su nuevo entrenador, Byron Scott,  único activo real capaz de devolver la ilusión a un estado, una ciudad y un equipo desolados por la deserción del que una vez fue su rey.

Simpatía. Anderson Varejao. La melena más famosa de la liga. El ala-pívot forma junto a “Mo” Williams y Jamison la piedra angular del equipo. El brasileño tiene la papeleta de ser el hombre fuerte del juego interior de los Cavs, labor en la que ha actuado como secundario durante los últimos años. Es el más querido dentro del vestuario gracias a la simpatía y el compañerismo que desprende.

Ex-escudero. Maurice Williams. El escudero más aventajado de Lebron debe tomar las riendas como líder ofensivo del equipo. Scott tiene la tarea de rentabilizar al máximo su talento y su visión de juego como director del equipo. El bueno de “Mo” nunca ha lidiado como hombre franquicia, pero ahora tiene la obligación de suavizar la transición de los Cavaliers hacia el desierto.

Factor X. Antawn Jamison. En sólo seis meses Jamison ascendió del páramo de Washintong hasta la corte real de Lebron, para volver a bajar al desolado reino sin rey que son los actuales Cavs. El polivalente small-forward está en el ocaso de su carrera y sus opciones de lograr el anillo se han desvanecido este verano. Pese a todo, Jamison es el típico jugador que puede solucionar un partido gracias al talento ofensivo del que lleva haciendo gala durante doce temporadas.

Oasis. J.J.Hickson. El joven cuatro es uno de los pocos jugadores con margen de mejora de la plantilla, un respiro que permite mirar al futuro en medio de tan dura transición. Pese a que el papel de todos los jugadores de los Cavs se verá modificado, Hickson debe dar un paso al frente y mostrar credenciales para asentarse como uno de los pilares sobre los que se asentarán los futuros Cavaliers.

Highlights. Jamarioo Moon. El ex-Globbertrotter es otro de los escuderos fichado el año pasado que ha quedado huérfano tras la salida de Lebron. Jamarioo vino a Cleveland para aportar defensa e intensidad desde el banco, pero ahora debe reajustar su rol como alternativa en ataque para complementarse con Joey Graham y Anthony Parker. La espectacularidad de su juego aéreo será uno de los pocos alicientes para ver a los Cavs este año.

Más.

Sería un milagro que Cleveland no quedase último de su division esta temporada. Para llenar el hueco dejado por James, Dan Gilbert se ha hecho con los servicios del prometedor Ramon Sessions y del atlético Joey Graham, más madera que añadir a una plantilla en la que prima el músculo antes que el talento. Precisamente el puesto de base es el que más talento atesora el roster de los Cavs; Daniel Gibson peleará con Sessions por el puesto de segundo base, a menos que un traspaso buscando liberar salario lo evite. Otro jugador de renombre venido a menos es el ex del Macabbi Anthony Parker, gran tirador que puede hacer las veces de alero junto a Moon. Leon Powe, Jawad Williams y Ryan Hollins completan el resto de la posible rotación que empleará Scott para dar con la tecla adecuada y rehabilitar a unos Cavaliers que han bajado del Olimpo al averno en un abrir y cerrar de ojos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: