LA Lakers

El último reto de Phil Jackson

Por Daniel Llera

El actual campeón se presenta con el mismo bloque que le ha llevado al éxito las dos últimas temporadas pero con la novedad de una mejora en los hombres de rotación.

Sin embargo las miradas están puestas en tres nombres que pueden agrandar aun más su leyenda.

El primero de todos es el once veces campeón de la NBA, Phil Jackson que parece afrontar, esta vez si, su última campaña en los banquillos antes de tomarse un retiro dorado. Su continuidad solo conoce un motivo; lograr el cuarto tree-peat de su carrera.

Kobe Bryant acabó la temporada diciendo que con la consecución de su quinto anillo ya podría ir a cenar con Magic Jonson y mirarle a la cara. Su objetivo es evidente y el propio Magic lo declara; “Si Kobe gana el sexto, el será EL hombre”

Y el tercero en discordia es el gran capitán, Derek Fisher el hombre de los tiros decisivos, del saber estar y uno de los pocos jugadores de este negocio que parece sentir los colores que defiende.

Si alguien piensa que tras dos títulos consecutivos, estos Lakers van a caer en la autocomplacencia, van muy equivocados.

Leyenda: Kobe Bryant empieza a hacer balance de su carrera y sabe que ya ha callado muchas de las voces críticas que siempre le han acechado. Sin embargo su sed competitiva no tiene limites y lo vamos a ver tan o más motivado que nunca.

Ha llegado a la madurez baloncescística y conocedor también de sus limites, sabe escoger cuando ha de tomar las riendas o ser una pieza más del engranaje. Un mito en activo de este deporte.

Capitán: Derek Fisher el cual puede estar toda la Regular Season siendo discutido y dándole por acabado pero una vez llegan los play-offs se convierte en uno de los bases más determinantes de la liga. Cabeza fría, lanzamiento letal e inteligencia para paliar sus defectos de velocidad, pase o defensa. Kobe siempre lo ha considerado imprescindible y no precisamente por haber mejorado el rendimiento de su antecesor Smush Parker.

Fundamental: Pau Gasol que fue para estos Lakers lo que Rasheed Wallace para los Pistons o Kevin Garnett para los Celtics. El paso adelante hacia el anillo, la pieza que faltaba para hacer de un buen equipo, un equipo campeón. Cada año juega con más confianza y dureza, aspectos que se unen a su innata calidad, envergadura y lectura del juego. Muchas veces se le puede dar el balón para que defina o reparta juego.

Polivalencia: Lamar Odom, otro jugador diferencial que con sus 208 centímetros de altura puede ejercer de base, lanzar de fuera o penetrar con una facilidad aplastante. Además ha sabido asumir su rol, tiene una inmensa facilidad para el rebote y sabe fajarse cuando pertoca. Nunca fue All-Star pero su carrera es ya intachable.

El rey del caos: Ron Artest es ese jugador que fluctúa constantemente en el eje amor-odio. Capaz de secar a estrellas del calibre de Kevin Durant o Paul Pierce como de desconectarse y romper todos los esquemas ofensivos de su equipo. En cualquier caso fue una pieza clave en la consecución del anillo y libera a Bryant de coger cada noche a la estrella exterior del rival.

Más: Andrew Bynum vuelve a empezar una temporada en lista de lesionados, pero en cuando vuelva logrará restablecer el, como definiría Charles Barkley, juego de voleybol de los Lakers haciendo pareja con Pau la intimidación y juego aéreo del equipo multiplica los problemas a sus rivales.

Mientras Drew se recupera, el veterano Theo Ratliff proporcionará minutos de intensidad al equipo, sobretodo en la linea defensiva.

El prometedor rookie Derrick Caracter completa el juego exterior si bien va a disponer de pocas oportunidades.

Steve Blake y Matt Barnes han sido los principales refuerzos de los campeones; el primero encajará a la perfección en el triangulo ofensivo, con su letal lanzamiento exterior mientras el segundo será el perfecto compañero de peleas de Ron-Ron. Más defensa.

Un año más Shanno Brown pondrá el espectáculo y será un comodín para todos los puestos exteriores.

Se espera menos del poco fiable Sasha Vujacic y de un Luke Walton con problemas crónicos de lesiones, especialmente en su espalda.

Devin Ebanks es el otro rookie que completará la plantilla. Destaca por su atleticismo y parecido estético con Trevor Ariza.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: