Miami Heat


La gran superproducción de la NBA necesita un final feliz para no ser un fiasco.

Por Nacho Donado.

Pat Riley ha conseguido realizar la mejor operación de la historia de la NBA y ha juntado bajo el mismo escudo a tres de los mejores jugadores del momento en la edad de su máximo esplendor. De convencer a Wade de no abandonar Miami a crear los “Beach Boys”, los Heat van rumbo a su segundo anillo si nadie se lo impide y con permiso del vigente campeón.

Con semejante plantilla no se puede contemplar otro objetivo que no sea el del anillo. El problema será en los playoffs como funcionará la lucha de egos o si se dejaran a un lado a favor del equipo. Aunque también tienen algo que decir el resto de candidatos, los Heat son con los Lakers, los principales candidatos a alzarse con la victoria en Junio.

MVP. LeBron James. Su superioridad física le hace imparable y su talento le hace único. Habrá que ver si King James se aparta del individualismo que le ha llevado a ganar los dos últimos MVP’s y que le ha dejado en la estancada en las finales del Este dos veces consecutivas o se quita de en medio a sus fantasmas. Su decisión le convierte ahora también en el receptor de muchos odios y se le califica de alguien con falta de madurez. En él está la gran incógnita de si el éxito es inminente o de si se masca uno de los mayores fiascos de la historia de la competición.

Líder. Dwayne Wade. Hay algo que LeBron James no puede cambiar en Miami, y es que “Flash” es el amo y señor de la franquicia. Ha pasado de hacer la guerra por su cuenta a tener una inmejorable ayuda. Quizás demasiada, porque las dudas de la adaptación LeBron-Wade son las que marcan la temporada de los Heat. Hasta ahora ha sido un espectacular jugador, gran dominador de todas las facetas del juego salvo del tiro exterior. Decisivo, además suma ya la experiencia de lo que es ganar un anillo siendo además el mejor jugador de las finales.

A la sombra. Chris Bosh. Alejado de los focos gracias a sus compañeros de generación, puede ser el “tapado” del gran trío. Pese a su delgadez, demuestra gran dominio del juego en la pintura y tiene muy buena mano. Es un 20-10 en toda regla y uno de los mejores interiores de la competición. Ha abandonado Toronto para ganar, y parece que a él los egos no le van a importar por el bien del equipo.

Futuro. Mario Chalmers. En su año rookie levantó muchas expectativas entorno a su juego, pero la pasada temporada sufrió un pequeño bajón motivado por las lesiones. Un jugador muy completo con dosis de espectacularidad, que este año tendrá algunos de los mejores jugadores de la liga como compañeros. Debe saber ejercer el rol de nutrir de balones a las estrellas y mejorar su aportación anotadora cuando sea necesaria. Tiene que convertirse en el base que esté a la altura de las estrellas de Miami, al no haber conseguido fichar, por ejemplo, a Fisher.

6º Hombre. Mike Miller. Tirador consumado que viene a tapar las carencias de Wade y James desde la línea de triple. Su aportación será vital cuando no sea el día de las estrellas, ya que su papel en el equipo es desatascar el juego y ser una amenaza exterior, contrastando con la del quinteto titular. Será importante, aunque dispondrá de menos minutos que en los Wizards.

Más:

La superproducción de Mr. Gomina no está solo compuesta por estrellas. A ella se suman veteranazos duros de roer en la pintura como Juwan Howard y Zydrunas Ilgauskas que aportan lucha el primero y muchos centímetros el segundo si le respetan las lesiones. Por si Miller tampoco tiene el día está Eddie House que tiene ya experiencia en desatascar partidos de postemporada con los Celtics, desde la línea de tres. Para ayudar a Chalmers en la dirección de juego está Carlos Arroyo que busca demostrar ser un titular válido, algo que no logró sobre todo en Utah. Otro interior con mucha experiencia es Jamal Magloire, que será suplente de Ilgauskas. Udonis Haslem es uno de los clásicos de Miami, que ya ganó el anillo siendo compañero de la dupla O’Neal – Wade. Es un jugador cuya aportación es casi exclusivamente defensiva y que luchará por los minutos de descanso de Bosh con Howard. Para el descanso de LeBron se ha fichado a James Jones, un alero solvente y versátil que cumplirá en sus minutos en pista.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: