3+1: Ránking y Opinión

Por Daniel Llera

Week 16: El All-Star

Un devorador de records como Kobe Bryant no podía dejar escapar el escenario perfecto para lograr su cuarto entorchado como MVP de un All Star game y situarse así a la altura de Bob Pettit como el jugador que más veces ha sido designado mejor jugador del partido de las estrellas.

Además tanteo seriamente con el record de puntos anotados en un partido al quedarse en 37, a cinco solo de la marca del eterno Wilt Chamberlain.

Para el recuerdo quedará el mate sobre un Lebron James que se picó y se dedico en el último cuarto a abusar de su físico para lograr puntos fáciles ante defensas poco formadas. Con todo logró un triple doble con suma facilidad y mostró al publico que los records de Bryant le pertenecerán a el en un futuro. Veremos si hace lo propio con el más importante de ellos, el de número de campeonatos.

Lo mejor del fin de semana fue, sin duda, el concurso de mates que nos dejó un recital de acciones imposibles, especialmente sorprendente la actuación de un McGee capaz de matar con tres balones a la vez gracias su envergadura. Lástima que la originalidad no le llegó a una final programada para que el héroe local Blake Griffin montara un circo y ganara gracias a su inestimable potencia. DeRrozan e Ibaka podría haber sido vencedores en concursos de antaño. El escolta de los Raptors continua siendo un prodigio de estética.

Me encantó que un secundario como James Jones se llevara el concurso de mates. Bien lo merece ese prodigio de mano no siempre bien valorada en una liga cada vez más física. Además, su perfil modesto hacen más humanos a unos Heat que tienen en su prepotencia el peor factor de simpatía.

El partido de rookies fue la pachanga habitual en la que John Wall se propuso superar el record de asistencias y así lo haría tras repartir nada menos que 22. Muchas de ellas aun excelso Demarcas Cousins que, esta vez, no amargo ninguna fiesta.

Una vez más la sensación de que el concurso de mates es una parafernalia con ganador anunciado volvió a coletear por todo el Staples Center. El jurado calculó bien para hacer pasar a la final a Griffin por delante de un Derogan mucho más plástico y meritocrático.

Para colmo Ibaka realizo el mate más largo del mundo y se quedo en un 45 de valoración.

También me pareció un gesto innecesario que todo el quinteto titular del Este hiciese el gesto de los polvos en honor a Lebron. Poca vista para el autoproclamado rey, más aun cuando ni siquiera ha sido el más votado de su conferencia. Que bien le hubiese venido tener una abuela!

Y hablando de cosas que no vienen a cuento, ¿Qué pasa con Justin Bieber? Vale que fuera en Hollywood pero muy prescindibles sus gestos de estrella y su manera de chupar en el partido de famoso y celebridades. Pippen sabia lo que se hacia cuando decidió taponar uno de sus infumables lanzamientos. Como el público voto se llevo el MVP del evento, fijo que se creyó merecedor de tal falacia.

Gibson y Durant hicieron directamente el ridículo en el concurso de triples al lograr 7 y 6 puntos respectivamente, De la estrella de los Thunder se puede entender pues su mecánica y altura son dos factores que le condicionan bastante para un concurso de estas características. Menos salvable es el bueno de Gibson, tirando letal que no vio aro en ningún momento de su actuación. Fue el fiel reflejo de la temporada de sus Cavs; nada sale como se pensaba.

Me cuesta más incluir a Tim Duncan en este apartado pero sus minutos en el partido de las estrellas fregaron el ridículo fallando, incluso, bandejas. No claro sin llegar a la que erró Chris Paul en el concurso de habilidades. Pese a eso, no os engañéis, es el mejor base del mundo.

Y mal Doc Rivers que abuso en exceso de sus preferencias y dejó descansar demasiado a Garnett y Pierce para forzar más a Wade y Lebron. Cuanto menos, feo gesto.

Hablando de Chris Paul, más vale que el base de los Hornetts acabe vistiendo la camiseta de New York o un servidor no podrá acabar de entender como los Knicks han cedido tanto para contratar a Carmelo Anthony y Chauncey Billups –además de un necesario Corey Brewer-.

New York ya tiene dos estrellas pero les queda una plantilla muy limitada, sobretodo por dentro y en rotación exterior. El tiempo, y el verano de 2012 dirá si las cosas se están haciendo bueno en la Gran Manzana o Carmelo pasa a ser el Marbury de Dolan y Walsh.

Week 15: Reflexiones en torno a las designaciones.

 

 

Especialmente contento me hallo con algunas designaciones para el juego de las estrellas que tendrá lugar en Los Ángeles en apenas dos semanas.

La que más ilusión me ha hecho es la de Rusell Westbrook que durante fases de la temporada llegó a ser más importante que el propio Durant en sus Thunder.

Si bien aun tiene minutos en que su juego se vuelve caótico, su madurez defensiva y progresos en su tiro y determinación le han llevado a consolidar su carrera en el olimpo de las estrellas.

Uno que ha tardado menos en llegar a ese estatus ha sido un novato de leyenda como Blake Griffin. Sin discusión; sus números e impacto son de otro mundo y este será el primer All-Star de muchos. Cabe recordar que, por ejemplo, Lebron James no fue seleccionado en su primera campaña entre profesionales.

Por el Este hay algunas corrientes que llegan a poner en duda la elección de los dos halcones, Joe Jonson y Al Horford. Para mi, y más viendo la menor competencia que existe en el Este, son dos indiscutibles nombres en la lista de elegidos. El primero, pese a estar sobrepagado, ejerce de líder de un equipo que lleva años situado entre los mejores de la Liga y el segundo porque es uno de los interiores más completos del mundo. Con más de 3 asistencias de media, inclusive. Mucho más completo que un Bogut al que sorprende como ciertos sectores le añoran en el All-Star.

 

Voy a salvar las designaciones de Kevin Garnett y Tim Duncan por la trayectoria de ambos y, sobretodo, para no sentirme mayor al ver que dos perennes estrellas indiscutibles de mi generación se quedan fuera tras más de una década siendo fijos

También se puede llegar a discutir la elección de Deron Williams viendo que Tony Parker es el timón del mejor record de la NBA. Seguramente el bueno de Tim le debe este All-Star al base del conjunto mormón pues lo que estaba claro es que a la cita debian acudir un mínimo de dos jugadores de los Spurs.

Y el cuarto nombre que me ha dejado bastante frío es el de Chris Bosh que no me parece más decisivo en los Heat que Boozer en los Bulls. Seguramente si Carlos no se hubiese perdido tantos partidos en Miami no hubiesen juntado a su big three. Igualmente chirría que la proporción sea de 3 a 1 para los de Florida frente a los de Illinois. El número de victorias de ambos conjuntos no queda, para nada, reflejado.

Cada año hay un gran damnificado en estas elecciones y este le ha tocado a Lamarcus Aldridge. El ala-pivot ha dado varios pasos al frente y liderado a unos mermadísimo Blazers para mantenerse en puestos de play-offs. Incluso ha sido el primer jugador desde 2005 –entonces lo hizo Shaquille- en lograr un 25+10 en cinco partidos consecutivos.

Pero la competitividad en su conferencia ha sido superior a todos esos argumentos. Es más, Zach Randolph es un ejemplo palpable pues rindiendo a similar nivel que la pasada campaña –en la que si fue All-Star- y con su equipo obteniendo mejores resultados, se ha quedado fuera y muy pocos se han acordado de el.

En la Gran Manzana también se pueden quejar de la no presencia de Rey Felton, pero no nos engañemos, aun siendo una decisión presente digna, hay que mirar por la historia y que en unos años no nos sorprendamos todos de cómo este jugador llegó tan lejos siendo mucho menos. Como Jamaal Magloire, vaya.

Adidas se ha lucido y ha diseñado la peor camiseta All Star en muchos años. Más propia del universo de “Las guerras de las galaxias” y con un dorado y un artículo “the” sacado de un cartel publicitario de Las Vegas, ya sabemos que no estará a la altura del evento. Atrás quedan grandes modelos como el que rindió certero homenaje a New Orleáns:

 

Week 14: La gran dictadura china.

VERDE

En una nueva temporada de transición para los Pistons, hay dos jugadores que están levantando la sonrisa de los sufridos aficionados del Palace.

El primero es el talento veterano de Tracy McGrady que a sus 31 años y tras infinidad de lesiones parece haber recuperado el tono y ejerce de base en un equipo con demasiados egos no merecidos (descontando a Big Ben y Prince) que afectan la química de un equipo con talento suficiente para entrar en play-off.

La otra sonrisa la esbozan gracias a los primeros buenos partidos del rookie Greg Monroe. Si bien no ha explotado su fama de buen pasador, coqueta a diario con los dobles-dobles y parece ir madurando y fortaleciendo una de sus principales carencias; su mentalidad. Un año con minutos en pista y con Ben Wallace en el día a día ha de ayudarle a dar varios pasos adelante en su formación profesional.

A un equipo al que le va mucho mejor las cosas son a los Boston Celtics que la pasada semana recuperaban a Kedrick Perkins para su temible rotación interior.

Sin embargo, el hombre de moda de la pintura céltica es Glen Davis que cada día toma más protagonismo, recibe más aclarados y se pela como nunca contra todo tipo de interiores superiores en altura.

El bueno de Glen no solo es el gran favorito al premio de sexto hombre (con permiso de Odom) sino que además esta ayudando a mejorar el porcentaje de sus compañeros- las defensas están cada vez más atento a el- y logra que los O’Neal puedan tomarse la Reglar Season como una larga pretemporada de cara a llegar el mejor estado en play-offs. Un lujo y una de las claves del éxito céltico.

ÁMBAR

La pasada semana conocimos los quintetos para el All Star de Los Angeles. Pocas novedades al respecto. Paul, Bryant, Durant, Anthony y Ming por el Oeste; Rose, Wade, Lebron, Stoudemire y Howard por el Este.

Un año más el gigante chino se lleva la enemistad del planeta baloncescístico al ser seleccionado por el patriotismo chino que, si tuviese unas miras más globales, se cortarían a la hora de generar una injusta realidad que hace que se les tenga cierta manía. Esto no es democracia, esto es la dictadura de la sobrepoblación.

No tan injusta parece la no elección de Evan Turner para el partido de rookies. En su lugar entra un base muy limitado como es Eric Bliedsoe pero que, sin embargo, es más importante para sus Clippers que Turner para sus Sixers. Eso si, con el tiempo es posible que digamos que ese hecho fue una barbaridad. Sería buen síntoma de que el pasado dos del draft ha pillado la indirecta y se ha puesto las pilas.

Dejo aquí mi pronóstico para los reservas que se anunciaran este mismo jueves.

OESTE: Parker, Westbrook, Ellis, Gasol, Aldridge, Love, Griffin y Nowitzki.

ESTE: Rondo, Felton, Joe Johnson, Allen, Pierce, Garnett y Horford.

ROJO

Esta semana no me quito de hacer crítica a la prensa mayorista de nuestro país, que salvo excepciones ha pretendido culpar a Bryant del mal de los Lakers y, por ende, del bajo rendimiento de Pau Gasol.

Se le tacha de individualista cuando es bien sabido que el problema del vigente campeón reside en el bajo rendimiento de su parcela defensiva. Y justo ahí los dos jugadores claves que han bajado su rendimiento son Pau Gasol y Ron Artest.

Pero pocas críticas se leen al respecto en nuestra prensa. Es más fácil poner en duda al líder que, teniendo sus defectos, al menos si lo esta dando todo en la pista.

Lo peor es que Pau, lejos de la autocrítica, no se corta y parece dejarse llevar por la misma senda del patriotismo nacional. Mal asunto para Lakers pues Pau es pieza básica.

Merecida mención al bueno de Gilbert Arenas que ha visto como su casa era desvalijada pero, más importante, veía como le robaban su tremendo acuario con tiburones y caimanes inclusive.

Es una lástima que no este funcionado mucho en los Magic porque ello supondrá el principio del fin de su carrera y un personaje así ya es entrañable y esencial para todos los que seguimos el mundo NBA, en parte, como un circo. El es el mayor payaso, por pura meritocracia.

__________________________________________________________________________________

SEMANA 13

VERDE

Que un equipo que cuenta con Kwame Brown como center titular este situado en play-off merece todo tipo de reverencias. Parece que la marcha de tito Larry y la llegada del bonachón de Paul Silas ha recargado las pilas de unos Bobcats con el objetivo claro de defender y correr para exprimir cada uno de los pocos gramos de talento que tienen.

Stephen Jackson, Gerlad Wallace y dejemos de contar por mucho que DJ Augustine se empeñe en demostrar que es un base titular valido o Boris Diaw le baste con su lectura de juego para hacerse imprescindible.

Seis victorias en los últimos diez partidos y vivos tras varias semanas de ausencia de su único All-Star –Wallace- y la recién baja por dos meses de su principal energía interior; Tyrus Thomas. De traca, y una vez más premio para los detractores de Larry Brown.

AMBAR

Los Jazz son totalmente incomprensibles. Capaces de salir sin derrotas de una gira por el duro Este (Miami, Orlando, Atlanta….) y con ninguna victoria en sus salidas a las oscuridades de la misma conferencia (derrotas en Washington, New Jersey o Philadelphia).

 

El rendimiento de los jugadores interiores ha disminuido (sobretodo Milsap) y Deron no parece suficiente. Menos si solo CJ Miles y pinceladas de Okur aportan desde el banco.

Unos Nuggets que ganan partidos más por calidad que por mentalidad ya les pisan los talones y hasta unos Blazers sin pivtos se han colocado a dos victorias de ellos. Malos días para ser mormón.

 

ROJO

En serio… ¿Walsh no se da cuenta que sus empleados están perdiendo partidos con el único fin de enviarle un claro mensaje: “Trae el trasero de Melo a la Gran Manzana!”?

Seis derrotas seguidas entrelazadas con la caída del bloque soviético en esa guerra fria que parecian mantener con los Nets. Pero claro, en New York parecen continuar pensando que con el contrato de Curry y algo más convencerán a los Nuggets. Y eso es ser muy iluso sabiendo que los Bulls han puesto osbre la mesa los huesos de Luol Deng, la cara bonita de Kyle Korver o el esfuerzo de Taj Gibson, todo ello adornado con algunas rondas del draft. Total, que si Anthony no esta ya en la ciudad del viento es porque les habrá dicho a los dirigentes de Colorado que no descarta quedarse con ellos. Una mentira por tal de dar tiempo para que Walsh tome conciencia y decisión.

Gran noticia la recibida esta semana con la vuelta a las pistas de Carlos Delfino tras casi tres meses recuperándose de un fuerte golpe en la cabeza que le dejó complejas secuelas que llegaron a probocarle mareos. Tras muchas pruebas y más paciencia, el argentino y el cuerpo médico de los Bucks se aseguraron de que todo iba decentemente para dejarle jugar.

Así que tras noches a oscuras –llegó a pasar días sin ver la luz para controlar tales secuelas- la luz del alero argentina ya brilla en las pistas de baloncesto y, bien seguro, será el mejor ficaje para que Milwaukee recupere un puesto de play-offs que, por plantilla. Debe ocupar.

__________________________________________________________________________________

SEMANA 12

La semana del karma.

VERDE

Como si de principio de temporada se tratase, Spurs y Hornets llevan la mejor marca de victorias consecutivas con seis y cinco respectivamente.

Los de Popovich no hay forma de desbancarlos al frente de la Liga y sin embargo cuesta meterlos entre los tres grandes favoritos al anillo que, pase lo que pase, parece designado de forma casi exclusiva a Celtics, Heat y Lakers.

Supongo que cuesta creer que gente como Gary Neal producirá en play-off como lo hace ahora mismo (8,7 puntos por partido y subiendo). Recuerdo que en su periplo por Barcelona sufría esa dolencia llamada Vujacic que consiste en meter todos los tiros en los entrenamientos y fallarlos en la pista. Incluso se convirtió en la mascota de los foros blaugranas con algún fotomontaje con su cara en el cuerpo de un perro y con el conocido slogan de “El no lo haría”.

Pues bien, aquí esta, siendo pieza importante en la rotación del mejor equipo de la NBA y con un contrato garantizado por tres temporadas. Verlo para creerlo.

Por lo contrario el último MVP de la ACB apenas cuenta con minutos… los poco simpatizantes de la NBA en nuestro país no deben entender nada. Sin embargo apuesto a que la próxima temporada esa tendencia revertirá pues Splitter empezara al 100% la preseason amen de contar con un Duncan más mayor y un McDyess retirado. Por su parte, Neal cuenta con un rol muy común y transferible. Que le pregunten a Roger Mason.

AMBAR

Si esto de Gary Neal lo podríamos interpretar como una historia digna del juego del karma, lo mismo podemos decir al respecto de lo que le ha sucedido al bocazas de Leborn James esta misma semana.

Una vez más, la megaestrella de la liga utilizo su twitter para dejar caer que la humillante derrota que estaban sufriendo los Cavs en la pista de los Lakers, donde perdieron por 55 puntos, era cuestión de karma.

Pues bien, como si de la serie “Me llamo Earl” se tratara parece que el karma realmente existe y una noche después los Heat de James sufrían una inesperada derrota ante los Clippers con el agravante de la lesión de Lebron es los últimos compases del choque. Eso supuso su ausencia en Denver donde encajarían 130 puntos para caer por segunda noche consecutiva. Por desgracia, ni por estas aprenderá el autoproclamado rey de la liga.

 

ROJO

 

Siempre he sido muy de Carmelo Anthony pero cada año esa simpatía por el aun alero de los Nuggets no ha hecho más que decrecer. Con todos los focos en torno a su inminente traspaso uno no puede dejar de tener la sensación que al chico le importa bien poco eso de ganar partidos.

Primero porque el proyecto de Denver esta más que consolidado; segundo por su cada año más acentuadas sonrisas permanentes en los partidos y tercero por estar dispuesto a lanzar una temporada al retrete en los Nets. Es que ni siquiera le ha dado una oportunidad a los Nuggets para continuar el proyecto que su llegada inicio. Para mi tiene menos perdón que lo de James, y eso ya es decir.

Aquella excelente generación de deportistas que salió del Draft 2004, también deja patente que de cabeza, fidelidad y compromiso fue posiblemente la más dañina para el futuro de la competición.

Pero recuerden, el karma existe…

 

Lo comentaba líneas arriba; los Cavs protagonizaron el ridículo de la temporada al caer por 55 puntos ante los vigentes campeones. Sin más, cerramos la semana con imágenes de este fatídico partido pero que ha inspirado la ruleta de la justicia divina.

_________________________________________________________________________________________

SEMANA 11

Una conferencia brasileña.

VERDE

 


Habrá que acabar muy pronto con lo más positivos de la semana. Todo lo que decía la semana pasada sobre el estado de Florida, se puede plagiar palabra por palabra. Queda actualizar que ya son nueve las victorias consecutivas que enlazan tanto los Magic como los Heat si bien podríamos matizar que los primeros lo hacen ante rivales de mayor entidad y con menos problema que los beach boys que han precisado de varios tiempos extras para mantener su buen momento.

Así los Celtics, con Rondo pero aun sin Garnett, ya tienen el aliento de sus dos principales perseguidores y, además, ve como Hawks y Bulls van dando muestras de madurez ganando a rivales de prestigio como los propios chicos de Rivers o los Jazz de Sloan. La elite del Este se esta dando un baño de autoreconocimiento.

ÁMBAR

Pero no todo son buenas noticias en la costa Este y si bien los Knicks -record de 21-15- completa un sexteto de nivel, a partir de aquí las otras dos plazas de play-offs se podrían repartir en una feria. A día de hoy Pacers y Sixers jugarían la postemporada con un escaso 40% de victorias. Deprimente es poco.

La conferencia es un claro reflejo de aquellas ciudades, como podría ser el ejemplo de Rio de Janeiro, con un centro urbano rico y prospero que se ve rodeado por favelas que luchan por otro tipo de vida.

Además, viendo el comportamiento de Lebron el pasado verano, y añadiendo sus declaraciones favorables a reducir el número de equipos, se podría decir que James es reflejo de un dictador empeñado en incrementar esas diferencias, así como destruir lugares de trabajo en lugar de incentivarlos.

ROJO

Por debajo del umbral de la pobreza encontramos a Wizars y, sobretodo, Cavaliers que son los dos de los peores conjuntos de la competición aunque con pequeños matices.

El equipo capitalino lleva un balance desastroso pero tiene en la figura de John Wall una verdadera estrella de la liga y, por lo tanto, a la base sobra la que construir. Además contará con una buena suma de dinero para gastar este verano.

Todo lo contrario, las vacas flacas que se esperaban en Ohio tras la fuga del rey sin trono, han superado todas las expectativas, mayormente por la falta de fe y los problemas fisics del núcleo duro de la plantilla. Para colmo se ha confirmado la baja para lo que resta de temporada de Varejao y unos problemas de espalda de Anthony Parker que tampoco auguran los mejores presagios.

Mo Williams y Jamison tienen los días contados en un franquicia que va a tener que destruir hasta su pabellón para olvidar los años precedentes.

 

Uno no puede dejar de imaginarse la cara de tranquilidad de Zach Randolph al visualizar la pelea protagonizada por sus compañeros Tony Allen y OJ Mayo. Viniendo de los jail blazers debió hacer algún comentario tipo “malditos crios” mientras sus ojos miraban ligeramente hacia el techo para volver a infundarse sus auriculares y observar por la ventana del avión.

 

Sea como sea los días de OJ Mayo en Tenesse deben ver su final pues ni deportiva ni extradeportivamente esta comportándose como de el se esperaba. Y el propio Randolph podría entrar en alguna operación gigantesca. Lo curioso es que no se sabe muy bien que quieren los ositos. La última vez que se propusieron cambiar su jugador estrella hicieron campeón de la NBA a los Lakers. Al loro, que Memphis es como esa fuerza polñitica que nunca gobierna pero puede otorogar mayorías absolutas.

 

_____________________________________________________________________________________________

SEMANA 10

El club de los indefinidos.

VERDE

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–>
El año se abre con un estado de moda en el universo NBA: Florida.

Tanto los Heat como los Magic son a día de hoy los conjuntos con mejor racha de victorias (concretamente cinco) y parecen haber relanzado sus ambiciosos proyectos.

De Miami poco queda por comentar, y esta semana remontaron una diferencia de 20 puntos a los peligrosos Warriors con una facilidad aplastante. Con una defensa agresiva y canastas de fácil producción y contraataques los Heat vuelven a situarse al frente de la carrera hacia el anillo.

Por su parte en Orlando las alegrías ya están llegando y con un Turkoglu, que ha recuperado su pasado, su confianza y su sonrisa, ya liderando una nave en la que Arenas esta asumiendo mejor de lo esperado su rol de sexto hombre y gente como Bass (aunque ojo con una posible lesión que le podría hacer pasar por quirófano) o JJ Redick estan mostrando una regularidad y madurez extraordinaria. Con un record que difícilmente les hará aspirar a algo más que la tercera plaza de su Conferencia, los de Van Gundy saben que el objetivo es llegar a play-offs con todas las piezas bien engrasadas y con el saber que son un candidato a la altura de Celtics y Heat. Esta semana han podido poner la primera piedra para ello.

Para acabar lo positivo de la semana, cabe destacar la inverosímil canasta del sophomore Tyreke Evans para dar una de las pocas alegría de la temporada a sus deprimidos Kings. Aunque ojo con DeMarcus Cousins que parece que al fin se esta centrando en lo estrictamente deportivo y su rendimiento empieza a estabilizarse.

AMBAR

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–>
Decía que los Magic difícilmente podrán aspirar a algo más que un tercer puesto de conferencia pero, para ello, antes tendrán que superar a unos Bulls que pese a la prolongada ausencia de su center titular, Joakim Noah, es dueño de esa tercera plaza con un balance de 22-10.

Si bien las dudas en Chicago son muy similares a las que se tiene con Atalanta, esto es, equipo atractivo, de mucha calidad pero incapaz de competir con garantías de éxito ante los grandes cocos de su conferencia.

La posible llegada de un escolta anotador y defensivo (se habla de Stephen Jackson) podría ser el salto de calidad definitivo para la histórica franquicia de Illinois. De momento Rose y Boozer ya aseguran una base muy, muy sólida para los próximos años. Ya toca que uno de tantos prometedores proyectos de los Bulls llegue a mejor puerto.

ROJO

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–>
Esta temporada se ha creado un nuevo club dentro de la NBA, el llamado club de los indefinidos.

A diferencia del mundo cotidiano, no hace referencia a aquellas personas que reciben la alegría de ver como su situación laboral pasa a una situación de seguridad y constancia.

Bien distinto, significa que un jugador pasa a un estado físico en el cual su regreso a una pista de baloncesto se califica de indefinible. Le ha pasado a Oden, Yao, Redd, Roy, Stojakovic y ahora al bueno de Caron Butler que deja a los Mavs en medio de otra nueva desgracia pues pierde a su tercera fuente de anotación cuando mejor estado de forma venia mostrando y, para colmo, ve como su rutilante estrella, Dirk Nowitzki, también se pierde una semana de competición que provoca un pleno de derrotas y el reencuentro con todas las dudas respecto a las verdaderas aspiraciones de los de Carlise.

No descartemos movimientos, una vez más, en los próximos meses. En ese sentido, Brendan Heywood tiene todas las papeletas de ser pieza básica del nuevo paquete de venta de Cuban.

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–>
Tiempo para resumir el 2010 que nos ha dejado a unos Lakers bicampeones, un Kobe Bryant situado definitivamente entre una de las leyendas dentro de las leyendas, el MVP más odiado y desesperado en su afán de conseguir títulos a cualquier coste, otro equipo de leyenda como unos Celtics plagados de carácter y ambición, un Pau Gasol consagrado en la elite y situado entre los fijos del All-Star, un Carmelo Anthony alejado de los focos del verano y envidioso de el buscando ser traspasado sin más motivo evidente que el de las cámaras.

También situamos a nuevos jugadores en la constelación, el mejor de ellos un Blake Griffin que apunta a jugador dominante. También a la consolidación de Rondo, Durant y Rose como los testigos de otros que lo han sido todo pero han de ir cerrando sus puertas (Allen Iverson a la cabeza, pero también los confirmados declives de McGrady o los O’Neal). Así es este juego, acaban unos, llegan otros. 2011 será especial por ser el último de Phil Jackson en los banquillos y por averiguar si Miami cumple (se me hace difícil hablar de éxito dadas las circunstancias que han creado este equipazo) o fracasa. Pero la peor de las amenazas recae sobre el posible cierre patronal que podría dejarnos sin NBA más de la mitad de este año que acabamos de empezar. Lo iremos desmembrando y averiguando semana a semana. Como siempre.  ¡Feliz 2011!

______________________________________________________________________________________________

SEMANA 9

La tradición navideña de los Lakers.

VERDE

Ahora si, los Miami Heat son, a todas luces, un aspirante al anillo de campeón. No digo eso simplemente por la victoria en el Staples Center sino por la manera de llegar a ella. Han entendido que el camino hacia el éxito conlleva dos cosas casi innegociables; 1-una defensa sólida, guardando una pintura frágil de centímetros, y 2-un ataque equilibrado y no dependiente continuamente del talento individual de sus jugadores estrella. Si, los Heat ya saben mover la bola.

Nadie habla ahora de Riley y se esta viendo a un Lebron, al fin, maduro. Lejos de acapara balón y asumiendo en muchos momentos que ha de ser una pieza más y no el rey del juego como el mismo lleva autonominándose todos estos años de demostrados aires de preadolescente.

Los Lakers se vuelven a aferrar a la idea de que no salen mentalizados ni motivados y que en junio volverán a estar al mejor nivel de juego y compromiso para intentar pasar por encima no solo de Magloire:

La esperanza puede ser que lo de Lebron sea solo flor de un día pues fuera de la pista continua empeñado en creerse un ser superior. “Mis zapatillas cuestan $30 más que las de Kobe porque son las zapatillas de LeBron”.

AMBAR

Semana de mucha especulación respecto a la figura de Carmelo Anthony al que ahora sitúan con insistencia en New Jersey. Esto significa que los Knicks volverían ha quedarse sin otra de las principales figuras de la liga. Pues bien, el plan B de Donnie Walsh se llama Andre Iguodala, jugador que encajaría a la perfección en el estilo D’Antoni de robar, correr y tirar. Quizás lo que no acompañe a que esta operación fuese más sencilla es el hecho de que los Sixers están cuajando una temporada por encima de lo esperado y han entrado de pleno en la lucha por un puesto en play-offs. Así que de momento no parece fácil que en Phila vayan a traspasar a su jugador franquicia. Y menos si los Knicks piensan ofrecer packs con gente como Anthony Randolph.

Mucho más cerca esta la llegada de un base… por desgracia para el buen aficionado knick parece que el elegido es Sebastián Telfair. Si no quieres un cazo de Marbury, toma dos!

ROJO

Michael Jordan continúa empeñado en demostrar que en los despachos es justamente la inversa proporcional de lo que fue como jugador.

Esta semana Larry Brown renunciaba al puesto de entrenador de un equipo incapaz de funcionar, con un talento ofensivo más que cuestionable para ser un conjunto NBA y con un sinfín de rumores de traspaso entorno a sus dos jugadores estrella; Stephen Jackson (su posible vuelta a Oakland es una broma de mal gusto) y Gerald Wallace.

Yo, que soy muy mal pensado, creo que otra de las posibles crisis entre Jordan y tito Larry puede radicar en la petición de este último de un jugador con cierta facilidad para anotar. Me refiero a Richard Hamilton. Pero el mejor jugador de la historia tiene dos problemas; 1- la económica, no piensa hipotecar dinero y menos por un jugador veterano, y 2-ya fue compañero y jefe de propio Hamilton y en su día decidió traspasarlo por Stackhouse en otra operación más que discutible. Y aquí todos sabemos que el orgullo Mike no es de los que admiten sus errores.

Con la importante lesión de Brandon Jennings (mes y medio de baja) ha vuelto a tener un papel importante uno de los jugadores más querido del aficionado NBA: Hablo de Earl Boykins que ya en su segundo partido con minutos significativos la lió nada menos que en el Staples Center con 22 puntos, la mayoría de ellos en el último cuarto y que hizo imposible la posible reacción del vigente campeón.

Una gran noticia para una liga cada vez más dominada por los robots que se fabrican en los gimnasios. El talento aun pervive y es factor determinante para poder destacar en este deporte.

 

______________________________________________________________________________________________

SEMANA 8

Dana Scully estaría orgullosa.

VERDE

Una vez acabado su periplo en el FBI como ayudante especial de Fox Mulder, el gran Manu Ginobili se ha dedicado a resolver varios partidos para el actual mejor equipo de la NBA, los San Antonio Spurs.

Primero en la visita de unos peligroso Bucks (venían de ganar en Dallas tras remontar una diferencia cercana a la veintena de puntos) a los que sentenciaría con su primera canasta ganadora de la semana:

Y a continuación en la pista de los Nuggets con una canasta acrobática y una posterior falta en ataque que logra sacar a Carmelo Anthony.

Podemos sacar dos conclusiones de esta semana. La primera que los Spurs ya no ganan con tanta facilidad sus encuentros. Y la segunda que manejan los finales de partido con una capacidad de resolución propia de los grandes campeones. En cualquier caso se continúa hablando menos de lo que merece un equipo que ya saca cuatro triunfos a los Lakers.

AMBAR

Como si de la fecha limite para traspasos se tratará, tres franquicias nos dejaron este fin de semana un movimiento faraónico que quien sabe si puede cambiar algunas tendencias dentro de la competición.

Vayamos equipo por equipo. En primer lugar, los Magic reciben a Gilbert Arenas, Jason Richardson y el regreso de Hedo Turkoglu.

Con esto les queda una batería exterior demoledora, sobretodo con un Jason Richardson que encaja perfectamente en el estilo del equipo. Tirador atlético y correcto defensor.

Con Turkoglu rectifican el evidente error que supuso prescindir de sus servicios hará año y medio y la única gran duda será ver las evoluciones de Arenas con un papel secundario y amasando menos bola que nunca en su carrera. Eso si, otro tirador letal para el perímetro.

Por cierto, vuelven a reunirse Arenas y J-Rich tras sus inicios en Golden State. Allí el base parecía ser el jugador más formado para la elite; ahora las sensaciones son las opuestas, el alero es un jugador muy maduro y consistente mientras Gilbert ha cometido una serie de errores que han ido destruyendo su carrera a marchas forzadas.

A cambio de la marcha de sus dos aleros, los Phoenix Suns han recibido a Vince Carter, Mickael Pietrus y Marcin Gortat.

Aquí la adquisición más interesante es la del jugador de menos nivel, es decir, el pívot polaco. Con un decepcionante Robin Lopez, los de Arizona necesitaban un center nato y, de paso, Gortat recuperar su mejor nivel; es la ocasión.

Carter y Pietrus aseguran tiro y velocidad, así que no tendrán problemas en suplir las bajas en las alas.

El tercero en discordia son los Wizards que al fin han logrado sacarse de encima a su exjugador franquicia para oficializar que el nuevo proyecto tiene una única cabeza, la de John Wall. Además adquieren a un jugador tan polifacético como caro. Rashard Lewis, el segundo jugador mejor pagado de la competición, ayudará con su tiro y su versatilidad para ocupar las posiciones de 3-4 y enriquecer las posibilidades tácticas del equipo.

Sintetizando, es uno de esos traspasos inusuales en que todas las partes salen ganando en lo deportivo. Al menos sobre el papel, estaremos muy atentos a las próximas semanas.

ROJO

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–>
Si hace un mes era Greg Oden, ahora tenemos que hacernos eco de que otro de los pívots destinados a ser dominantes, el chino Yao Ming, sufre una nueva lesión (ruptura por estrés en el pie) que salvo milagro le va a dejar fuera lo que resta de temporada y posiblemente acabe también con su carrera deportiva.

De momento los Rockets ya no cuentan con que algún día vaya a volver a vestir de corto y se ve al equipo centrado en sacar los partidos adelante ya con todos los roles asignados y asumidos.

Ha desconcertado que, sin embargo, la franquicia se haya movido para reforzar el juego exterior (con el problemático sophomore Terrence Williams) en lugar de la zona. Quizás si se confía en Jordan Hill más de lo que muchos pensamos.

La semana va de traspasos y aunque con menor repercusión que el comentado anteriormente, los Lakers han mandado a Sasha Vujacic y su primera ronda de 2011 a New Jersey a cambio del veteranísimo Joe Smith y los derechos del ucraniano de Power Electronics Valencia, Serhiy Lishchuk.

Así los Lakers se ahorran el último año de contrato (y su respectiva tasa de lujo por sobrepasar el limite salarial) de un jugador que ya no contaba para Jackson y reciben una pieza más para guardarse las espaldas de cara a la más que posible ausencia prolongada de Theo Ratliff.

Pese a las tentaciones de recordar al primer jugador ucraniano (Medvedenko) de la historia de la franquicia amarilla, toca recordar los pocos pero intensos mejores momentos de Vujacic como parte de un equipo campeó

Y así fue como Zipi se volvió a reunir con Zape (Farmar) y la afición de los Lakers ya tiene a los Nets como segundo equipo.

_______________________________________________________________________________________________________

SEMANA 7

La GRAN manzana sin gusanos y un tóxico llamado Bron.

VERDE

Fui de los primeros que puso en entredicho el posible rendimiento de Amare Stoudemire en la Gran Manzana. Es tiempo de rectificar; esta ejerciendo de líder por carácter y, sobretodo, por números.

Parece increíble pero el también hacia bueno a Nash hasta el punto que Felton parece un top 10 de la liga en la posición de point guard. Algo impensable hace unos meses!

Así el equipo de Mike D’Antoni (ahora no tan discutido) encadena a fecha de hoy ocho victorias consecutivas y se asienta como un equipo de play-off.

Lo mejor de estos resultados no es solo la mejora deportiva sino el futuro más inmediato de la franquicia pues muchos jugadores que antes podrían haber tenido reticencias respecto a recalar en un proyecto dudoso ahora perciben la existencia de una base sólida y competitiva. En pocas palabras, Carmelo Anthony ha nacido para jugar allí. Y de Chris Paul ya no hablamos que igual le cogen cariño al bueno de Felton.

AMBAR

A riesgo de ser pesado, la etapa McMillan debe ver su fin en Oregon. Se nota a los Blazers como un equipo sin fe, donde los roles limitan el potencial del conjunto y los propios jugadores llegan a la depresión al ver que ni el equipo mejora ni lo hacen ellos.

El ejemplo más cercano lo tenemos en Rudy Fernandez que ayer mismo publicaba en la red social twitter que se notaba falto de confianza. Y la sensación, a base de multas, es que se esta mordiendo la lengua.

Tampoco ayuda el lastre físico de Brandon Roy ni la desaparición por completo de Greg Oden. Las esperanzas se han acabado y con ello el proyecto McMillan.

El único jugador que se salta la rutina es el sophomore Wesley Matthews que ha logrado la titularidad en detrimento de Nicolas Batum y que en no pocos partidos se esta convirtiendo en el máximo anotador del equipo. Sin embargo su crecimiento se ha de compaginar con el estancamiento que esto supondrá al alero francés que tan bien había iniciado la temporada. Y es que Nate no sabe darle el espacio a todo el potencial que estos Blazers atesoraban.

ROJO

Y si ocho victorias del tirón llevan los Knicks, también ocho son las derrotas consecutivas de los Cleveland Cavaliers algo que supone una enorme decepción para un servidor tras estar convencido que sin Lebron tenían plantilla más que suficiente para competir por una plaza en postemporada.

Pero ciertamente, aquí no rectifico y mantengo mi opinión, Tienen plantilla de sobras pero parece que el resultado de la vuelta de James, algunos problemas físicos, algún que otro virus estomacal y los innumerables rumores de traspasos hayan afectado a la frágil moral de una plantilla que muy pronto se ha creído su papel de cordero.

Otro factor puede estar en la mutación de muchos jugadores a meros rol-players que no han sabido dar un salto adelante que, por calidad, se les presuponía. Como puede ser el caso de un Jamison que tiene las horas contadas en Ohio. Tampoco Anthony Parker, Ramon Sessions o Jamario Moon han mejorado sus prestaciones y gente como Leon Powe no recuperan el toque que tenían.

Ahora si, tendrán que hacer limpieza pues muchos jugadores están “contaminados” por la monopolización de sistemas de James. El rey sin corona marca vidas y trayectorias.

Un año y un anillo después el peculiar Ron Artest ha declarado no entender mucho eso del triangulo ofensivo. Sin ir más lejos hace unas semanas veía un reportaje de la preseason de los Lakers en las que Ron hacia cara de sorprendido al ver como Steve Blake se había adaptado tan rápidamente a los sistemas de Jackson.

Esto se suma a otro video sobre la pasada campaña en que se dan diversas alusiones a los problemas de Ron a conocer los sistemas. Queda claro que por mucha carrera de matemáticas que tenga su inteligencia no es tan eficaz en una pista de baloncesto.

Todo esto se podía perdonar si luego acababa siendo un valor imprescindible de la plantilla como bien demostró en los pasados play-offs siendo el factor x de varias eliminatorias o momentos trascendentales en la consecución del campeonato (serie defensiva ante Durant, canasta ganadora en el game 5 ante Suns o su primer y séptimo partido de las Finales) pero a día de hoy es poco más que un peón sin sentido. Su rendimiento ha caído en picado y su equipo lo esta notando. Ya son varios partidos en los que Matt Barnes acaba jugando más minutos que el neoyorquino. Es hora de que Artest vuelva a su psiquiatra. Si cual Tony Soprano.

_______________________________________________________________________________________________________

SEMANA 6

Ni triangulo ni three peat.

VERDE

No es el primer año que los Pacers de Indiana se convierten en el mata gigantes de la NBA. Ya han ganado en las pistas de Miami y Lakers y se estabilizan con un record positivo (11-9) que les manda directamente a un puesto en la postemporada.

Danny Granger ha recuperado su mejor nivel tras una temporada repleta de problemas físicos y Darren Collison, pese a no explotar de la manera en que lo hizo durante un par de meses en New Orleáns, ha puesto calidad en el puesto de base así como puesto las pilas a un TJ Ford que parecía tender hacia un acomodamiento que acabaría con su carrera más pronto que tarde.

Pero posiblemente la verdadera clave del éxito del equipo de Jim O’Brien recae en la mejora defensiva (ha pasado de ser uno de los conjuntos que más puntos encajaba -103.8- a ser la sexta mejor defensa de la Conferencia Este encajando 97.7 puntos) así como el paso al frente de Roy Hibbert que ya no se carga tan rápidamente de faltas y logra mantener una consistencia en la pintura. Posiblemente ambos factores estén íntimamente ligados.

AMBAR

Carlos Boozer ya esta de vuelta y los Bulls ya no tienen excusa para consolidarse en la élite de la Conferencia Este. Si bien al ala-pivot All Star aun se le nota falto de ritmo, el juego interior que puede formar con Noah ha de marcar diferencias inmediatamente.

Su debut se produjo el pasado miércoles ante Orlando en un partido sin historia donde Chicago volvió a plasmar su versión más falta de carácter, más si Noah se carga rápidamente de personales ante Howard.

En ese sentido Derrick Rose ha de dar un paso al frente. Tiene todo, es un fijo en el partido de las estrellas y esta cuajando su mejor temporada hasta el momento pero le falta ese plus que haga que sus compañeros le sigan. Le falta ese punto de mala leche que, por ejemplo, si se detecta en su compañero Noah. Los Bulls ya no son baby así que es hora de que desarrollen una marcada personalidad.

 

 

ROJO

Dice la estadística que los equipos de Phil Jackson que se han proclamado campeones de la NBA (esto es, la mayoría) jamás han tenido una racha de cuatro derrotas consecutivas. Pues bien, los Lakers ya pueden olvidarse de “tripitir” puesto que la derrota en Houston suponía la cuarta del tirón.

Lo peor no es eso sino las sensaciones de juego anárquico que ha demostrado el equipo con un Kobe Bryant que ha tenido que volver a la versión “compañero de Smush Parker y Juamaine Jones” y lanzar una barbaridad. ¿La razón de esta metamorfosis? Pau Gasol esta reventado y necesita un descanso lo antes posible (la vuelta de Bynum podría ayudar a ello), Ron Artest y Derek Fisher no están portando nada y andan a años luz de su imprescindible rol de la pasada campaña.

Para colmo Shannon Brown y Steve Blake no mantienen una regularidad e incrementa los factores de riesgo para que los campeones del mundo se hayan topado con una inesperada crisis.

 

En un suceso sin precedente en la historia de la NBA, los Hornets han sido comprados por la Liga y todo apunta a que la franquicia se moverá de lugar al acabar la temporada.

Así la vuelta del mejor baloncesto del mundo a Seattle puede ser una realidad en cuestión de meses si bien Kansas y Las Vegas también están sonado como futuribles destinos.

Yo descartaría la ciudad del pecado puesto que Stern siempre ha mostrado sus reticencias con asociar la competición al destino de las apuestas.

Una pena que la crisis de New Orlenas (que jamás acabó de recuperarse del Katrina) vaya a hacer desaparecer el baloncesto de la ciudad tras años esperando a que el equipo volviera a jugar en casa. Para colmo a Chris Paul se le van reduciendo los argumentos para mantenerse fiel a la franquicia.

_______________________________________________________________________________________________________

SEMANA 5

Stanley Kubrick y las naranjas de Atlanta.

VERDE

Hace siete días hablaba de que pocos confiaban/confiábamos en los Spurs como serio candidato al título pero que sin embargo su racha y juego les ponía en la élite de la competición. Pues bien, esta semana toca hacer algo parecido con los Mavs, equipo que, como sus vecinos texanos, llevan años afincados en la zona respetable de la liga pero que pocos han arriesgado algo de su patrimonio a que puedan ganar el anillo.

Pero ahí están, con una racha de cinco victorias consecutivas y con un record de 12-4 ya equiparado al de los Hornets. Pero lo que realmente les resitua en el mapa son dos victorias de gran prestigio a lo largo de esta semana. La primera, nada menos, que ante los propios San Antonio Spurs en el Álamo (curioso que las os únicas derrotas de los de Popovich hayan sido como locales); y la segunda ante unos Heat impotentes ante el estado de gracia de un Dirk Nowitzki que entra con naturalidad en la carrera por el

MVP.

Shawn Marion ya parece adaptado a salir desde el banquillo y el siempre discutido Tyson Chandler se esta convirtiendo en un argumento de peso para pensar que Carlise esta imponiendo una rutina transformada en solvencia y constancia.

Pero no nos engañemos, el problema de los Mavs (y también de Carlise) nunca ha sido su buen hacer en regular season… si no su rendimiento en play-off. De momento, merecida luz verde para ellos.

AMBAR

¿Qué pasa por la cabeza de los fans de los Hawks? Todas las tendencias sobre el equipo se están cumpliendo y si bien son capaces de lograr victorias convincentes ante la mayoria de equipos inferiores a ellos, la capacidad competitiva del equipo cambia al medirse a los peces gordos. O lo que es lo mismo, están en tierra de nadie.

Recibían el pasado lunes a unos Celtics sin Rondo y que venían de perder en Toronto y en ningún momento fueron capaces de, ni siquiera, inquietar a los de Doc Rivers. Incluso Von Wafer pondría haber jugado 20 minutos y el guión del partido no hubiese variado.

Solo tienen dos soluciones: o fichan una pieza que les de un paso adelante (como el mítico ejemplo de Rasheed Wallace en Detroit) o Joe, Josh y cia desarrollan una ambición y carácter superior que les de lo que buscan. Lo malo es que esto último ya solo pueden adquirirlo en sesiones experimentales al más puro estilo “La naranja mecánica”

ROJO

Voy a ser benévolo y no voy a dedicarle esta sección a los Heat de Miami si bien su esperpéntico record de 9-8 no lo firma ni un niño de seis meses al frente de una videoconsola.

El suspenso se lo va a llevar los Kings de Sacramento. Muchas previsiones ponían a los californianois como serios aspirante a play-off de la mano del mejor novato de la pasada campaña (Tyreke Evans) que debia liderar a un seguido de jóvenes y energicos compañeros que se veían reforzados con el mejor interior del pasado draft (Demarcas Cousins). Pues bien, 4-11 de record y rumores de que la química entre Evans y Cousins deja mucho que desear. Es más, el díscolo pívot esta haciendo de oro a todos aquellos que vieron en el al nuevo Eddy Curry. Problemas con el cuerpo técnico le han costado la suplencia e incluso rumores de traspaso.

Para colmo Paul Westphal no se le ocurre otra que darle la alternativa a Luther Head (que cada año parecía un jugador más residual en la NBA) y mandar al ostracismo a Omar Casspi, una de las joyas del proyecto.

Mal asunto en el Arco Arena, y para colmo los Bulls se vengaron de la enorme remontada que sufrieron en el United Center para dejarles en siete puntos en el último periodo y darle la vuelta a un partido que parecía controlado por los Kings.

AND ONE

Uno de los rumores que más me han llamado la atención en las últimas horas es el que sitúa a Nate McMillan en la orbita tanto de Lakers como de Heat de cara a la próxima temporada.

 

Si bien no soy un gran detractor de Nate, si me sorprende que que se le considere para grandes proyectos cuando, precisamente, su carrera viene marcada por ser un excelente coach para proyectos que se inician a los cuales dar unas bases y formar una mentalidad competitiva; pero a su vez ser muy discutido a la hora de dar un paso más con esos mismos conjuntos. En menos palabras, que a más presión, peores resultados. Y precisamente las costas de California y de Florida buscan oro, no bronce.

 

Lo natural seria ver a Brian Shaw como sustituto de Phil Jackson y a Pat Riley volver a su salsa. Sin embargo, a cada día que pasa ambas opciones me parecen menos y menos claras.

_______________________________________________________________________________________________________

SEMANA 4

Andrea no mejoraría ni con Popovich.

VERDE

 

Llevamos semanas planteándonos que rivales tiene Lakers en su propia Conferencia. Que si la evolución de los Thunder (ojo que esta semana han ganado en el Garden y en Milwaukee… sin Durant!), que si la gran plantilla de los Mavs, que si la resurrección de los Hornets e incluso se mantiene en la lista los dubitativos Nuggets.

Y al final, casi obligados, poníamos (me incluyo) a los Spurs más por respeto que por otra cosa. Pues bien, van en serio. Once victorias en sus doce primeros compromisos. Y victorias de prestigio en pistas como la de Thunder o la de Jazz.

A diferencia de las últimas temporadas su columna vertebral, esto es, Parker, Ginobili y Duncan, han dejado de lado todos sus problemas físicos y ni siquiera el divorcio parece afectar al base francés. Claro que sabiendo que más que una separación ha sido un traspaso a tres bandas (que le pregunten al bueno de Brent Barry), muy disgustado tampoco debe estar.

Tampoco la lesión del prometedor rookie James Anderson ha supuesto un contratiempo y gente como George Hill van recuperando el toque.

Otra cosa de la que tampoco se habla es de la topología del juego interior de los de Popovich. A todo lo que por si mismo supone Tim Duncan se une un joven pequeño pero hiperactivo como DeJuan Blair, un Antonio McDyess que, a su edad, mantiene tanto la clase como la dureza defensiva, un Matt Booner que es ejemplo perfecto del falso cuatro matador desde la larga distancia y, para rematar, un Tiago Splitter que irá a más.  Los Spurs están aquí, vivos y cercanos al nivel de juego, físico y resultados que dieron con formulas ganadoras. Muy atentos.

AMBAR

 

Ayer domingo se disputó un partido entre Raptors y Celtics que se saldo con el tercer triunfo consecutivo de los canadienses y la segunda derrota del tirón de los actuales subcampeones. Y no, no lo he dicho al revés.

Sin embargo, a quien mejor le pega la neutralidad del ámbar es al supuesto jugador franquicia de la franquicia canadiense. Si, Andrea Bargnani ha promediado casi una treintena de puntos en la racha triunfal de su equipo. Sin embargo las sensaciones en pista es que vive exclusivamente de su clase y deja de hacer infinidad de cosas que le harían subir varios peldaños en las jerarquías de la liga. No es que no rebote, es que ni estorba. Y mejor no hablamos de su juego de ataque, solo conoce dos opciones “tirar ahora o tirar dentro de dos segundos”.  5 rebotes y 1 asistencia de media para un cuatro de 35 minutos de media. Si no ejerce de líder en su selección, ya no se espera que lo sea en la NBA.

Por su parte, nada que tenga que preocupar en exceso a los aficionados verdes. El equipo mantiene un buen juego de ataque pero le falta para llegar al nivel defensivo que les hace tan reconocibles. Y como la pasada campaña, fuera del Garden les cuesta más encadenar una serie de defensas de alto nivel. A día de hoy, continúa siendo mi favorito en el Este.

 

ROJO

He intentado por todos los medios no ponerlos en esta sección pero es que hacen tantos méritos que es imposible no dedicarles el suspenso a los Clippers. Nada menos que 1 victoria en trece partidos. Desastre es sinónimo de Clippers una temporada (por no decir década) más.

Y eso que Blake Griffin viene de hacer un partido de 44 puntos, 15 rebotes y 7 asistencias con mates que ya son parte de las mejores jugadas de la temporada (vease: http://www.youtube.com/watch?v=6kVVV-I2stk) y que convierten en realidad todo lo bien que se hablaba de el antes de la lesión.

Pero ahí se acaba lo positivo en el equipo californiano. Baron Davis se mantiene lesionado y, supuestamente, en mala sintonía con el coach Del Negro. También llevan unos días sin contar con un Chris Kaman que, igualmente, había empezado lejos del nivel que le convirtió en All Star.

Los novatos Biedsoe y Amino cumplen a duras penas, DeAndre Jordan no da mayores sintmas de progresión y Ryan Gomes ha de jugar más minutos de los previstos.

Bueno, vale, Eric Gordon también se salva. Rumbo van a por otro uno del Draft.

 

AND ONE

Cerramos la semana hablando del traspaso que lleva a Peja Stojakovic y Jarryd Bayless a los Raptos a cambio de Jarret Jack, David Andersen y Marcus Banks.

Para los canadienses será (o debería serlo) más interesante la adquisición de un joven valor como Bayless que no encontró su oportunidad ni en New Orleáns ni en Pórtland si bien, en estos últimos, dejó buenos partidos de forma esporádica. Ahora sin la sombra de Paul, Roy o Andre Miller, debe tener minutos suficientes para demostrar que es un jugador importante dentro de la liga. El más anotador, Calderón más director, pueden complementarse bien.

El tema de la ex estrella serbia me gusta mucho menos. Ya muy lejos de sus mejores días no es recomendable que le reste muchos minutos a dos jugadores como Weems y DeRozan, piezas importantes de la reconstrucción deportiva de la franquicia. Ni siquiera debería estar por delante de Kleiza en la rotación. Sin llegar al ostracismo, su papel ha de ser secundario y no acumular un importante ratio de tiros.

En sentido contrario, Jarret Jack puede encajar bien en l estilo avivado de los Hornets y mantener el nivel que impone Paul, incluso coincidiendo a ratos con el, dado que Jack puede jugar de dos con bastante naturalidad. David Andersen y Marcus Banks irán al ostracismo de la rotación y ambos agotan sus ultimas posibilidades en la mejor liga del mundo.

_______________________________________________________________________________________________________

SEMANA 3

Larga vida a Wilt Chamberlain y Jerry Sloan!

 

VERDE

 

No hay discusión posible; en un mundo donde la sociedad y una buena parte de los partidos políticos abogan por el cambio hay una cosa que continua  funcionando de manera constante por el resto de los días. Me refiero al equipo de Jerry Sloan. Los Jazz encaraban una semana con visitas a, por este orden, Miami, Orlando, Atlanta y Charlotte. Muchos fans del equipo de Salt Lake City hubiesen firmado un 50% de triunfos. Pues bien, cuatro de cuatro. Empezando por una tremenda remontada en Miami (con tres triples sin fallo de Milsap que ya auguraban una semana surrealista), continuando por un sólido triunfo en Orlando y acabando con otras dos remontadas selladas con canastas ganadoras de un Deron Williams que cada año parece más empeñado en ser considerado el mejor base del mundo.

Veremos que continuidad tienen ahora los de Sloan, pero ahora mismo se han merecido el cartel de máximos rivales de los Lakers en una Conferencia Oeste huérfana de grandes aspirantes al anillo más allá de los vigentes campeones.

Obviamente no me puedo olvidar del regreso de un mito como Wilt Chamberlain que, cual humo negro en Lost, poseyó el cuerpo de Kevin Love para marcarse una estadística de 31 puntos y 31 rebotes (y 5 asistencias de propina). Al día siguiente 22+17. Un tremendo hacedor de estadística pero sin tanta influencia en el juego como dicen sus números.

El dato ya lo conocen todos, no se veía un 30+30 desde 1982 cuando lo firmo el gran Moses Malone.

AMBAR

Orlando y Oklahoma suponen dos de las grandes alternativas al terror que imponen Lakers, Celtics y Heat. Pues bien, ambos equipos están demostrando más sombras que luces en sus inicios de temporada. Todavía demasiado irregulares y débiles en un aspecto fundamental como es la defensa.

No tengo claro cual de los dos casos parecen más preocupantes, Orlando tiene un equipo más reconocido pero que ha sido capaz de perder en casa ante los paupérrimos Raptors y ganar en New Jersey con una canasta sobre la bocina de Nelson. Parece que Howard esta mejor en ataque pero también que jugadores como Lewis están en un estado de forma al nivel del juego de los Clippers. Del 12% en triples de JJ Reedick mejor ni hablo.

Por su parte, los Thunder mejoran resultados pero no sensaciones. La entrada en el cinco de Ibaka (Jeff Green esta de baja) no mejora el juego defensivo del equipo que sigue generando dudas en ese aspecto si bien la pareja de moda (Durant-Westbrook) siguen creciendo de la mano y solventan los partidos con su energía y talento ofensivo.

Dudas que no hacen más que incrementar la distancia entres esos tres (vale, acepto el asterisco actual a los Heat) y el resto, con el perdón de Jerry Sloan.

 

ROJO

Pues si, un balance de 5-4 es sinónimo de crisis para un equipo de videojuego. Será mejor que reinicien la consola o que le dediquen muchas más horas a practicar con los mandos porque estos Heat son a día de hoy un equipo lejos del nivel que se les atesora.

Por muchos momentos recuerdan a los Cavaliers pero sin su disciplina defensiva y, sobretodo, su parrilla de interiores. En ese sentido Bosh esta quedando reflejado como un pésimo defensor y, en ataque, ya ha tenido partidos peores que un Haslem mucho más consistente y esforzado.

De momento los cambios del ya discutido Spoelstra (una mirada a http://www.firespo.com/)  pasan por la titularidad del ilustre Ilgauskas en detrimento de Joel Anthony y la reducción de minutos de Arroyo por un Eddie House que aun no encuentra un alto acierto exterior.

Los nervios se han instalado en el sur de Florida y cada derrota de los Heat provoca un incremento del 200% de planos de Pat Riley. Todos sabemos como acabara esta historia.

También merece estar en este apartado el prometedor novato DeMarcus Cousins que ya ha pasado a la suplencia tras varios incidentes con el cuerpo técnico de los Kings. La comparativa con Eddy Curry va tomando peso, nunca mejor dicho. Ah, y no descartéis un traspaso. Preocupante inicio de temporada de unos Kings que muchos los veíamos más arriba.

 

Vale, estamos a mediados de noviembre pero un servidor no hace otra cosa que pensar en los play-offs. Más viendo la rivalidad en ciernes que se ha instalado esta semana tras la victoria de Boston en Miami y las posteriores declaraciones vía twitter (ese gran medio) de Paul Pierce, parafraseando a un Lebron James que no es respetado ni por sus compañeros de profesión. La comparativa con Cristiano Ronaldo esta mutando a una con Mourinho. Claro que Paul Pierce no es tan modesto como Preciado.

De momento solo Haslem ha salido al trapo definiendo al alero de Boston de gangsta. Las Finales de Conferencia acaban de empezar y la NBA se frota las manos.

_______________________________________________________________________________________________________

SEMANA 2

Adiós al David Robinson argentino!

No puedo ser muy original esta semana, el verde es para los amarillos. Los Lakers han empezado con la séptima marcha y precisamente son 7 sus victorias para ser, junto a Hornets, el único equipo invicto de la competición.

Pau Gasol lidera al equipo con su cuarto triple doble en la NBA (segundo como amarillo), la misma semana en que Kobe hacia lo propio en la siempre excitante visita a Sacramento (esta vez sin intento de envenenamientos en la comida), logrando el decimoséptimo de su carrera. Y es que esto va de sietes, y Lamar Odom también ha dado un paso al frente para aliviar la ya constante ausencia de Bynum.

Por cierto, Blake ya se ha aprendido el triangulo ofensivo mientras el bueno de Ron aun no sabe donde colocarse. Todo un matemático incapaz de resolver las incógnitas del sistema.

Incluso Luke Walton parece rehabilitado y Vujacic se casa con una de las más bellas tenistas del circuito. Día de claveles y rosas para la costa californiana aunque algunos de los rivales que han tenido invitan a salir a pista con la típica camisa hawaiana.

 

 

 

Uno no sabe muy bien a que atenerse con los nuevos Knicks. Dieron una gran imagen en sus claras victorias en Chicago y ante los Wizards para luego caer ante unos Sixers que se presentaban en el Madison sin Andre Iguodala.

Toney Douglas se esta convirtiendo en uno de los mejores sextos hombres de la liga, Felton parece más certero que nunca, Fields es una grata sorpresa, Amare esta en sus números… pero el equipo desconcierta como siempre. ¿Play-off? Si mantienen esta irregularidad, acabará siendo imposible.

Más fácil resulta hacer un pronostico sobre los Spurs, a los que perdonamos el fichaje de Gary Neal, que con un buen Antonio Mcdyess mientras Spliter acaba de coger la forma y un Richard Jefferson que ha metido más triples esta semana (hasta diez) que en sus últimas dos temporadas, los de Popovich ya se instalan en la élite mucho más rápido que las pasadas campañas donde esperaron a la época navideña para situarse arriba.

 

Se enfadaba el bueno de Kevin Love cuando alguna casa de apuesta colocaba a sus Wolves como el peor equipo de la flamante temporada.

Pero más serio es el enfado que esta naciendo al ver como sus minutos en pista no se acomodan a su nuevo status de jugador franquicia. Claro que Love, siendo buen jugador, es de esos que sube la estadística y baja la realidad. Bien lo sabe Kurt Rambis que era, digamos, algo diferente en cuanto a intensidad y defensa.

Claro que parte de razón tiene porque en ese equipo es titular Milicic que ya ha tenido varios partidos con un 0/6 en tiros. Ya no es que sea pero que los Wade, Bosh o Melo que acabaron por detrás suyo en el Draft, Es que a los Wolves les iría mejor con Nick Collison. Incluso con Alfons Alzadora.

 

Me pongo más serio para dedicar el adicional al gran Fabricio Oberto que anunciaba su retirada tras otro aviso de su corazón.

Atrás deja una carrera repleta de éxitos, con el campeonato olímpico y un anillo de campeón a sus espaldas.

Si bien sus números no son tan buenos como se empeño en anunciar Mel Otero en el pasado Mundobasket (llegó a afirmar que promedio 16 puntos en unas Finales… es decir, era casi mejor que David Robinson), fue un jugador siempre pundonor y efectivo. Con el la realidad del fin de ciclo argentino se hace más evidente si bien Noción ha logrado la titularidad en Philadelphia y parece renacer en su aventura americana. Delfino hace de Ginobili y Este de si mismo. Aun queda cuerda en algunos de ellos.

______________________________________________________________________________________________________

Rondo es mejor que Stockton; Scola MVP!

Verde

Y más verde que nunca pues esta sección tiene por obligación citar al gran Rajon Rondo que ha repartido la nada despreciable cifra de 50 asistencias en los tres primeros partidos de la temporada. Nada menos que igualando el record de un tal John Stockton. Y como en caso de empate decide el número de anillos, el jugador céltico (que para muchos sería cortado por el Breogan- con todos los respeto al histórico club gallego-) ha de encabezar esta clasificación.

También me gustaría destaca aquí y ahora el inicio de las abejas de la mano de un Chris Paul que parece haberse tomado en serio eso de dar una segunda oportunidad a “su” franquicia y los West, Ariza, Okafor, Belinelli (¿al fin será su año?), Thornton e incluso Mbenga están por la labor de arruinarle otro sueño a los Knicks.

De momento 3-0 con victorias a equipos que la pasada campaña disputaron los play-offs por el título –Bucks, Nuggets y Spurs-.

Si todo sigue así igual llegamos a entender el traspaso de Darrell Collison. Yo empiezo a sospechar que el bueno de Chris puso la condición de no querer sombras.

Ambar

Vale, es del todo imposible no hacer referencia al centro del universo baloncestístico. Así que le voy a dar un ambar a ese ¿equipo? que ya ha dejado muestras de su poderío intimidatorio ganado con autoridad a los Magic –en partido consecutivo para los de Florida, eso si- y a unos bisoños Nets que sin embargo habían ganado sus dos primeras contiendas.

Sin embargo tienen mucho que mejorar, sobretodo el juego interior pues, por ejemplo, el novato Favors fue capaz de pillarles diez rechaces ofensivos. Y eso que el amigo podría saltar mucho más.

Tampoco en ataque parecen demasiado equilibrados y solo suelen desplomar los partidos con contraataques (en eso, son imparables) o con ayudas de tiro exterior de jugadores como James Jones (sus seis triples ante Sixers no deben ser dejados en el olvido).

Son muy buenos, y solo con eso van a ganar muchos partidos sin hacer nada extraordinario o complejo. Pero ojo, que esas cosas no preparan a un equipo de cara a los play-offs.

Rojo

Empiezo bien con mis pronósticos y una semana después de declarara a los cuatro vientos que situaba a los Rockets en Final de Conferencia estos se marcan un 0-3 de inicio. Y mira que en la “opening night” llegaron a dominar por 15 en la pista de los actuales campeones.

Eso si, Luis Scola es el jugador con mejor media de valoración en esta primera semana de NBA. Aaron Brooks y Kevin Martin son una pareja letal pero con serios problemas defensivos y Courtney Lee parece haber mutado tras su paso por New Jersey. A peor, lógicamente. Con todo la diferencia en pista entre Yao Ming y Brad Miller también es terrible y muchas veces uno siente lástima al ver que solo el gran Shane Battier sabe como defender.

Lo más positivo el sophomore Budinger… ¡vaya manita!

Como cada año por estas fechas, nuestro Dios todopoderoso (David Stern) ha declarado que no habrá división NBA en Europa hasta dentro de una década.

No se si es cosa mía pero hace unos años creo que dijo exactamente lo mismo, con el matiz de que el tiempo real ha trascurrido sin que ello redujera el tiempo estimado por Stern.

Y ojo, que a mi ya me esta bien. Jamás he acabado de entender como cuadrarían una competición en Europa. Ni por plantillas, ni por calendario, ni por distancias e incluso diferencias culturales a la hora de entender el juego. Además, que eso de los Barcelona Dragons ya suena a vintage.

—————————————————————————————————————————————————

Si bien la dinámica de esta sección que ahora inicio será dar pinceladas en formato semáforo (tres; verde, ámbar, rojo) más un adicional a modo de anécdota o comentario libre en torno a la competición; hoy la quiero abrir con diez puntos imprescindibles para seguir la nueva temporada NBA que se nos viene encima. Empezamos! Let’s go!

La decisión de Lebron: El verano ha venido casi monopolizado por la marcha de Lebron James a Florida para acompañar a Wade y Bosh en un equipo que podría haber confeccionado cualquier adolescente en su videoconsola.

Todo ellos ha provocado un amplio debate respecto a las posibilidades de anillo de un equipo que dispone de tres estrellas de primerísimo nivel pero con una rotación y juego interior más que discretos.

La otra parte de la moneda la pone unos Cavs que tendrán que demostrar que eran algo más que James y demostrar un nivel de competitividad más que digno.

¿Nuevo capítulo Lakers-Boston?: Las dos franquicias más reconocibles del baloncesto mundial vuelven a ser cabezas de cartel de cara a llevarse un nuevo campeonato. Por un lado Kobe Bryant tiene el reto de igualar en anillos a Michael Jordan y Phil Jackson el de retirarse con su cuarto (si, cuarto) three peat, así que no parece que los californianos vayan a entrar en la autocomplaciencia.

Por el otro, encontramos a unos Celtics que con las adquisiciones de Shaquille y Jermaine O’Neal y von la recuperación física de Kevin Garnett parecen dispuestos a plantar su última gran batalla. Su eterno orgullo les pueden dar el plus a donde no lleguen las piernas de su veterana plantilla.

Blake Griffin: La grave lesión de rodilla que dejo inédito al prometedor pívot de los Clippers hace que este año la NBA cuente con dos rookies número unos del draft.

La preseason de Griffin no ha dejado indiferente y parece preparado para ser uno de los interiores más dominadores de la liga. Parece una inocentada decirlo, pero el puede dejar para el olvido el carácter perdedor de su franquicia.

John Wall contra las pistolas: El otro rookie, el del pasado draft, tendrá que liderar una franquicia que ha iniciado una fuerte reconstrucción tras una temporada marcada por los asuntos extradeportivos del hasta ahora principal estrella del equipo, Gilbert Arenas. Parece que el joven Wall ya esta preparado para hacer despertar a Arenas si aun quiere mantener un status, cada año más dañado.

Otra franquicia que anda reconstruyendo son los Sixers de Philadelphia que de la mano del pasado mejor jugador universitario, Evan Turner y de un sorprendente Jrue Holiday parecen enfocar un camino más positivo.

Carlos Boozer ha protagonizado otro de los grandes movimientos del mercado veraniego con su pase a los Bulls de Chicago que al fin tendrán un anotador constante en la pintura. ¿Será el paso definitivo para colocar al equipo en semifinales de conferencia? Quien puede parecer que tiene esos objetivos más complicados son los Jazz, sin embargo el fichaje de Al Jefferson y la progresión de Paul Milsap parece suficiente para cubrir la delicada baja del ahora referente de la franquicia de Illinois.Claro que para fichaje el de Amare Stoudemire por los Knicks. Se supone que su propio ego le hizo creer que con su fichaje caería algún otro gordo. Y no parece que Felton lo sea… así que ese calificativo seguirá siendo propiedad del bueno de Eddy Curry.Por otra parte Kevin Durant será otro de los hombres de referencia de la temporada, tras consolidar su nombre en el firmamento de la competición, el chico tiene el reto de llevar a su equipo a unas finales de conferencia y dejar de lado los apelativos de bisoños e inexpertos. Los Thunder ya no van a ser la sorpresa, son realidad y ya tienen exigencias.Dos jugadores con más años de experiencia en la galaxia de estrellas están en todos los rumores de traspasos. Más real parece la salida de Carmelo Anthony que parece haber cogido envidia de sus amigos Lebron, Wade o Bosh y podría arrastras con el a Chris Paul quien parece dar una última oportunidad a los Hornets para volver a ser un equipo ganador. Para finalizar esta primera y excepcional entrada de esta sección, siempre es interesante apostar por los nuevos peores equipos y por las rachas negativas que pueden “lograr” los peores equipos de la competición. Este año los Raptors parecen llevarse la palma pero ojo con otros equipos como los ya clásicos Wolves o  Nets. Y no va a pintar mucho mejor por Arizona, allí estará la decepción de la temporada.

<!–[if gte mso 9]> Normal 0 21 false false false ES X-NONE X-NONE MicrosoftInternetExplorer4 <![endif]–><!–[if gte mso 9]> <![endif]–> <!–[endif]–>

Ni triangulo ni three peat.

Anuncios

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: