Blancos de Rueda Valladolid

Blancos de Rueda Valladolid

Por Marcos Fernández

Con la ilusión al menos de repetir año

Ni los pucelanos más optimistas podían imaginar que el Blancos de Rueda Valladolid iba a estar luchando el pasado año por meterse en copa, y que iba a pasar pocos apuros a la hora de disputar el descenso. El equipo de pucela fue una de las sensaciones de la pasada campaña. Fisac consiguió un bloque muy compacto en un equipo sin grandes nombres pero muy correoso y difícil de batir. Esta temporada el Valladolid intentará repetir y al menos no pasar apuros a final de liga.

Con refuerzos ilusionantes prometen dar guerra, han mantenido a Van Lacke, su estrella del pasado año y han traido hombres como Slaughter que prometen ser una de las revelaciones de la liga. Como siempre la primera vuelta va a ser clave, de momento las sensaciones en pretemporada no son malas. Los aficionados pucelanos pueden ilusionarse y pensar en metas más importantes, aunque siempre con cautela, el objetivo prioritario vuelve a ser asegurar cuanto antes la categoría.

Polivalencia: Fede Van Lacke; Tras un intenso culebrón en verano en el que se rumoreó constantemente su marcha, Van Lacke renovó y seguirá al menos una temporada más en la ciudad vallisoletana. Polivalencia es la palabra que mejor describe a uno de los jugadores revelación de la última temporada. Temible por fuera también desespera a las defensas rivales por sus continuas penetraciones y dentro-fuera. Además posee una buena visión de juego y una entrega en defensa que le hacen ser el jugador estrella y la pieza clave del equipo de Porfi Fisac.

Templanza: Maximiliano Stanic; El jugador argentino seguirá un año más en la máxima categoría nacional tras su fichaje por el equipo pucelano. Su buen año en Obradoiro no ha pasado desapercibido y muchos clubes pujaron en verano por su fichaje. Por desgracia para los gallegos finalmente se decantó por Valladolid y el argentino será el director de juego ideal para el bloque de Porfi Fisac.

Sorpresa: Diego García; El escolta argentino de 31 años se convirtió el pasado año en el perfecto sexto hombre para Porfi Fisac. Nadie esperaba un gran nivel por su parte pero sorprendió en la pista con grandes números -incluso fue MVP una jornada-. Este año Diego intentará mantener el nivel exhibido, sobre todo desde la línea de 3 puntos, posición desde la que es un auténtico especialista. Si no tiene el día su lucha, garra y entrega está asegurada.

Esperanza: Marcus Slaughter; Muchos hablan de que estamos ante una de las posibles sensaciones de la próxima campaña. Esperanza es la que tienen puesta los aficionados pucelanos en este jugador, que debe ser el que de ese plus a la plantilla y el que permita determinar los objetivos de la próxima campaña. Muy físico e intimidador viene de la liga francesa, donde brilló. Ahora espera deslumbrar con sus condiciones atléticas en la ACB

Ganas: Jason Robinson; Como cada año numersosos jugadores que destacan en LEB dan el salto a nuestra liga. Es el caso de este alero americano que tras una gran temporada en Melilla quiere demostrar que tiene la calidad suficiente como para jugar en un equipo mejor. Un alero muy físico que aprovecha bien sus cualidades, temible en el uno contra uno y peligroso -aunque racheado- desde la línea de tres puntos.

Más:

Tras la marcha de Brian Chase, el relevo en el banco de Stanic será Dumas. El jugador francés que vino como temporero el pasado año y que mostró rápidamente un gran nivel. El jugador este año será el encargado, como decimos, de dar los minutos de descanso a Maxi, seguro que con gran calidad.

Por el perímetro acompañará Isaac Lopez, el cañonero nacional no tuvo un buen año la pasada campaña e intentará estar más acertado y adquirir una mayor regularidad necesario esta temporada. Calidad tiene de sobra, y pese a ser un jugador por características bastante irregular, puede mejorar. Quizás sea esta posición, el perímetro, la que termine de reforzar el conjunto pucelano con un fichaje de última hora. Actualizaremos con movimientos.

Por último su juego interior sí parece cerrado, al ya mencionado Slaughter se le unen pívots que contrastan calidad con experiencia. Continua en el equipo Lamont Barnes, el pívot físico que tampoco termino de cuajar la pasada temporada. Solo mostró su nivel en determinados partidos y espera mejor en la presente. También continua Báez, un jugador que se adapta a la perfección a su rol en el equipo. Para completar el juego interior pucelano han llegado Nacho Martín, el veterano pívot nacional que puede aportar su lucha y experiencia, y Eduardo Ruiz, cuyo rendimiento es una incógnita.

En definitiva, una plantilla de garantías para no sufrir, pero ¿lo suficiente para poder soñar? Veremos.

Anuncios

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: