Recordando a…

Sección para repasar la trayectoria de jugadores que han marcado una etapa en nuestra liga, jugadores que son ya historia de nuestra competición.

4. Ferrán López

Por Miguel Riaño

Ferrán López Torrás, nacido en Barcelona hace más de 39 años, es todo un símbolo para la afición del Baloncesto Fuenlabrada por su pasado y su presente, pese a que el base catalán pasara durante sus veinte años de trayectoria profesional por un total de hasta nueve equipos.

Comienza su andadura en ACB en 1989 en el club que le vió crecer, el por aquel entonces RAM Joventut. En la siguiente temporada, el equipo se proclamará campeón de la Liga ACB aunque Ferrán, aún joven, no goza de demasiadas oportunidades en su dos primeras temporadas y termina fichando por el TDK Manresa en el año 1991. En Manresa estaría dos temporadas, a un nivel discreto pero empezando a cuajar ya algunas actuaciones destacadas.

Tras un breve paso por Cajabilbao y Gramanet (Segunda División), el 19 de Noviembre de 1994 Ferrán López debutaría con el Taugrés, en el cual permanecería también dos temporadas en las cuales le dio tiempo a proclamarse Campeón de Europa y a alzarse con la Copa del Rey. Tras ello, el catalán militaría durante unos meses en LEB con el Lucentum Alicante para acto seguido volver a ACB de la mano de Manolo Flores con el C.B.Cáceres. Al término de esa temporada, su vida deportiva cambiaría para siempre.

En 1997, Ferrán López desembarca en Fuenlabrada para ayudar al equipo a conseguir el ascenso. Junto a él, llegan al equipo Velimir Perasovic y Salva Guardia, todos ellos dirigidos por Óscar Quintana. El Fuenlabrada logra su objetivo, asciende, y vive los momentos más dulces de su historia con varias clasificaciones consecutivas para los playoffs. Ferrán López es clave en ese éxito y su nivel es recompensado con la llamada de la selección nacional para el Preeuropeo de Francia’99. Su nivel sigue aumentando y culmina en una sensacional temporada 2000-2001 tras la que abandonaría Fuenlabrada para volver a Cáceres tras un fugaz paso de tres partidos por el Tau Cerámica de Dusko Ivanovic.

En Cáceres cumplió un año de contrato, posteriormente jugó una discreta temporada en el C.B.Murcia para finalmente regresar al Fuenlabrada en la temporada 2004/2005, como la anterior ocasión con el equipo en LEB y consiguiendo el ascenso al final del año.

Fuenlabrada su hogar durante las últimas cinco temporadas, hasta que el 9 de Mayo de 2009, en el Fernando Martín ante el DKV Joventut (84-101), decidiese colgar las botas.

Sin embargo, con el final de su carrera deportiva dio comienzo su etapa como ejecutivo en el organigrama del Baloncesto Fuenlabrada. Ferrán López se convirtió en director deportivo y pasó de dirigir al equipo desde la pista a hacerlo desde los despachos. Durante los dos años que lleva en el cargo, han pasado por Fuenlabrada jugadores de la talla de Gerald Fitch, Tal Burstein, Esteban Batista o el repescado Kristaps Valters, pese a los problemas económicos de la entidad.

Ferrán, por lo que comenta, se siente a gusto con el cargo y tiene intención de continuar tanto como haga falta en el equipo de la ciudad que más alegrías le ha dado.

3. Elmer Bennett

Por Nacho Donado.

Aunque norteamericano, este mítico jugador puede ser considerado como uno de los nuestros. Se ha pasado desde 1997 hasta 2008 en la ACB, donde encontró su hogar tras una larga búsqueda.

Y es que uno de los grandes de la última década tardó mucho en encontrar su sitio a su salida de la universidad (Notre Dame). Lo suyo con la NBA fue una historia imposible, ya que tras muchos intentos y pasando por franquicias cuya camiseta no llegó nunca a defender, jugó un total de 21 partidos en 3 años,. Donde sí que jugó intercalando con sus intentos fue en la CBA, donde fue MVP y campeón con Oklahoma City Cavalry en 1997. También en esos años hizo alguna escapada europea jugando 7 partidos en Scavolini Pesaro, media temporada en el Jet Lyon, y una pretemporada con Olympiakos.

Por fin, en Octubre de 1997 el TAU Cerámica confió en él para remplazar la salida de Tony Smith, y en Vitoria se encontraron con un base de rapidez endiablada y un hambre anotadora fuera de lo común. No tardó en hacerse con las riendas del conjunto baskonista y en convertirse en uno de los mejores de la liga en su puesto, liderando la clasificación de asistencias 4 temporadas consecutivas (98-02). En su paso por el TAU cosechó 2 Copas del Rey en 1999 y 2002, siendo MVP de la primera y siendo también MVP de la liga conquistada en ese último año.

La temporada 2003-04 fichó por el Real Madrid, donde continuó con su buen juego siendo por quinta y última vez máximo asistente de la ACB. La siguiente temporada y muy lastrado por las lesiones logró su segundo título de liga, como perfecta despedida del equipo blanco.

Bennett llegó entonces al Joventut de Badalona, donde a pesar de su edad y las lesiones, siguió dando lecciones de baloncesto. De ellas aprendió Ricky Rubio, del que fue tutor, al igual que en su día lo fuera de José Manuel Calderón en el TAU. De su paso por la penya se llevó su último título: la Eurocup del año 2006.

Finalmente el Cajasol fue su último equipo, por el que firmó a principios 2008 y del que se marchó en Octubre de ese mismo año, acelerando su retirada por motivos personales a la edad de 38 años.

_____________________________________________________________________________________________

2. Drazen Petrovic

Por Nacho Donado

Uno de los grandes del baloncesto europeo en toda su historia unánimemente. Es además el más talentoso el “Genio de Sibenik”, que entró también en la categoría de mito al abandonarnos de forma prematura.

El croata se caracterizaba por un dominio perfecto del partido, actuando tanto de escolta como de alero, aunque su buen manejo de balón le permitía dirigir las jugadas. Sus grandes armas eran su imparable uno contra uno y su mortal tiro. También era un excelente pasador y dibujaba jugadas para el recuerdo llenas de fantasía. En contra tenía su tendencia al individualismo y su escasa contundencia defensiva, algo comprensible si se tiene en cuenta que era un jugador enfocado al ataque.


Este genial jugador únicamente estuvo en la ACB un año. El que pasó compartiendo vestuario con los jugadores del Real Madrid, haciendo las delicias del pabellón Raimundo Saporta durante la temporada 88/89.

Petrovic venía de ganar con la Cibona una enorme cantidad de títulos, 1 Liga y 3 Copas yugoslavas, 2 Copas de Europa y 1 Recopa en su palmarés. Y en su año en España, conquistó la copa del Rey y la Recopa de Europa, con una más que memorable actuación en una final en la que anota 62 puntos. Sin embargo el Barcelona ganó la liga 3-2 en la final a los blancos, evitando el pleno del croata.

Fue entonces cuando cruzó el charco rumbo NBA, concretamente a los Portland Trail Blazers, que lo habían elegido en el puesto 60 del draft de 1986. En aquel año en el equipo de Oregón no tuvo la confianza y oportunidades que había demostrado merecer. Si que lo consiguió al ser traspasado a los New Jersey Nets, donde se confirmó como uno de los mayores talentos de la historia del baloncesto. En su mejor momento como profesional todo se truncó un 7 de junio de 1993, en el que falleció víctima de un accidente de coche mientras conducía su novia. Después de su muerte, su número, el 3, fue retirado de los New Jersey Nets y fue incluido en el Basketball Hall of Fame el año 2002.

A nivel de selecciones, Petrovic formó parte de la histórica selección yugoslava junto con Vlade Divac o Toni Kukoc, logrando un bronce y una plata en los JJOO de Los Ángeles y Seúl, además de un bronce y un oro tanto en el Campeonato del Mundo, como en el Eurobasket.

Pero su mayor hito a nivel de selecciones fue disputar la final con la recién incorporada Croacia de los JJOO de Barcelona en el año 1992, frente al mítico Dream Team, en la que una vez más Petrovic demostró estar a la altura de los más grandes.

___________________________________________________________

1. Nikola Loncar

Por Nacho Donado.

Nacido en Kragujevac, Serbia, en 1972, Nikola Loncar ha sido uno de los jugadores más brillantes de principios de la pasada década en la ACB siendo miembro de los históricos de la liga española: el entonces Adecco Estudiantes. En sus casi 15 años como profesional, recorrió las ligas yugoslava, española, italiana, francesa e israelí, aunque fue en la ACB donde encontró acomodo.

Nikola comenzó a asomar la cabeza en el baloncesto desde la cantera del KK Partizan, equipo con el que debutó en la entonces liga yugoslava en 1989. Fue entonces cuando después de ganar 2 liga, 3 copas y una Liga Europea, el Real Madrid puso su atención en un jugador con muy buena mano desde la línea de 3, desparpajo a la hora de entrar a canasta o asistir después de sus carreras hasta la línea de fondo para abrir el balón a la línea del triple.

En las filas del conjunto blanco sólo permaneció un año y no armó excesivo ruido. Entonces Loncar comenzó su etapa como temporero prácticamente ya que emigró a Italia, donde le recibió el Cagiva Varese durante un año, a Francia, con otro año en el Racing París SG, Israel, donde sólo jugo 3 partidos con Maccabi. Después regresó a España e Italia con Joventut de Badalona y Zuchetti Montecatini, antes de asentarse definitivamente en la ACB. Fue de la mano del Breogán de Lugo, donde tras cuajar dos buenos años se ganó el salto a un equipo más importante, como Estudiantes.

En el club del Ramiro dejó su más brillante paso por España, llegando a ser subcampeón en la temporada 2003-04, que podemos considerar la mejor de su carrera en la ACB. Su gran momento se recuerda en la retina de los aficionados colegiales en la serie de playoffs frente al TAU Vitoria, en la que los baskonistas partían como favoritos y fueron apeados de la final ante el Barcelona, que finalmente se llevaría aquel título.

Finalmente, tras salir de Estudiantes en 2005 volvió al club de sus orígenes, el KK Partizán de Belgrado, donde permaneció hasta que el Olimpia Milano le fichó para cerrar el año 2006, en el que dejó el baloncesto.

Si se echa una mirada a su palmarés con la selección de Serbia y Montenegro, con 1 Eurobasket, 1 Mundial y una Plata en los JJOO de Atlanta’96, uno deduce que sumado a lo conseguido a nivel de clubes, estamos ante un jugador que ha sido importante a nivel europeo en la década de los 90 y principios de siglo. De aquella selección destacaron también enormes jugadores como Dejan Bodiroga, Vlade Divac, Zeljko Rebrača o Zoran Savic.

Pero Nikola Loncar no ha abandonado del todo este deporte, ya que comenta los partidos de la NBA para Digital Plus y Cuatro junto a David Carnicero, de lo que ha adquirido cierta popularidad. Cada jornada NBA nos cuenta los entresijos de cómo se vive el baloncesto desde dentro, a pesar de que nunca dio el salto al otro lado del charco.

Anuncios

Trackbacks

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: